domingo, 31 de agosto de 2008

Autillos en La Villa

Autillo (Otus scops) incubando

Pollos recién nacidos

Pollos de 25 días

El Autillo (Otus scops) es la más pequeña de nuestras rapaces nocturnas. Se trata de una especie migratoria que aunque ya puede oírse en Asturies a mediados de abril no suele hacer las primeras puestas hasta entrado el mes de junio. Este año, en el porreo de Sebrayu, en la Ría de la Villa se han reproducido 3 parejas usando para ello cajas nido de estornino. En la primera semana del mes de agosto en una de las cajas uno de los pollos ya había abandonado el nido, y en las otras dos los pollos estaban muy emplumados. El éxito reproductor fue de 1, 3 y 3 pollos por cada caja.

sábado, 30 de agosto de 2008

La migración otoñal de las aves marinas

Págalo grande (Catharacta skua)

Alcatraz atlántico (Morus bassanus)

Charrán ártico (Sterna paradisaea)

Gaviota enana (Larus minutus)

Págalo pomarino (Stercorarius pomarinus)

Aunque a lo largo de todo el año se pueden observar aves marinas en paso por nuestras costas aunque los meses comprendidos entre agosto y noviembre son los que registran los mayores picos de migración.
Desde algunos cabos asturianos como la Punta la Vaca, en Lluanco, es uno de los mejores lugares para la observación de paso de aves marinas. Otra opción para ver la migración son las salidas en barco hasta una distancia de unas 15-20 millas. En un buen dia se pueden ver muchas especies distintas, siendo la mas abundante el Alcatraz común (
Morus bassanus). Otras especies como los págalos (grandes, pomarinos y parásitos), las pardelas (sombrías, capirotadas, cenicientas, baleares y pichonetas) o los charranes (patinegros, árticos y comúnes) también se observan frecuentemente durante los pasos migratorios.

Págalos raberos

Los págalos son un grupo de aves marinas que se han especializado en robarle la comida a otras aves. Durante finales de verano y principios de otoño, estas aves pasan por nuestras costas después de haberse reproducido en el norte de Europa rumbo a sus cuarteles de invernada en el sur. De las cuatro especies de págalos que emigran por nuestras costas, el más raro de todos ellos es el Págalo rabero (Stercorarius longicaudus), esta especie esta considerada como rareza a nivel nacional.




 El 12 de agosto de 2008, desde la Punta de la Vaca pudimos disfrutar de dos ejemplares jóvenes que pasaron relativamente cerca de la costa. En 2007, las observaciones de ésta especie fueron mucho más frecuentes de lo normal, las fotos que se presentan corresponden a un ejemplar joven observado a unas 15 millas de costa en septiembre de 2007.

El cormorán moñudo




Una de las aves marinas más emblemáticas del litoral cantábrico es el Cormorán moñudo (Phalacrocorax aristotelis). Esta especie es muy abundante en el norte de Europa y encuentra en mar Cantábrico y las costas Atlánticas de Galicia el límite sur de distribución de la subespecie nominal. Las mayores colonias reproductoras se encuentran en el Archipiélago Cies-Oms, en Galicia. En Asturias se ha estimado una población entre 350 y 400 parejas según los datos de los últimos censos.
A pesar de su nombre común, esta especie solo presenta un moño de plumas durante unas pocas semanas, coincidiendo con las paradas nupciales y el inicio de la reproducción. Una vez comenzada la incubación, la mayoría de los ejemplares lo pierden.

La costa asturiana

La Forcada (Playa del Gavieiru, Castañeras, Cuideiru)

Playa del Gavieiru

Playa de L'Airín (Nuveana, Cuideiru) con el Castru al fondo

El Castru las gaviotas (Llanes)

La costa de Asturias comprende acantilados playas y rías y a lo largo de los aproximadamente 340 kilometros de su litoral, se alternan las formaciones calizas en el oriente con los acantilados cuarcíticos del centro y el occidente. Aunque las playas de arena son las más visitadas por los turistas, las playas de bolos y los pedreros, mucho menos visitadas tienen un atractivo especial.

Gaviotas patiamarillas




La costa cantábrica no es especialmente rica en aves marinas. Al contrario que en las costas mediterráneas y las del norte de Europa, en la costa cantábrica sólo se han registrado tres especies de aves marinas reproductoras: La Gaviota patiamarilla (Larus michaellis), el Cormorán moñudo (Phalacrocorax aristotelis) y el Paíño europeo (Hydrobates pelagicus).
La Gaviota patiamarilla es la especie má abundante en toda la costa cantábrica y según el censo realizado en el año 2006, la población nidificante asturiana se ha estimado entre las 2800 y las 3500 parejas reproductoras.
Las primeras puestas se suelen producir a mediados del mes de abril, y suelen constar de 2 o 3 huevos que eclosionan al cabo de unos 23 dias.
En los últimos décadas ésta especie ha comenzado a reproducirse en los tejados de muchas ciudades costeras, lo que ocasiona molestias a los vecinos de estas ciudades. Las presiones ejercidas por los colectivos vecinales han llevado a la Administración regional a emprender una campaña de descaste en las principales ciudades asturianas, que consiste principalmente en la eliminación de nidos, huevos y pollos y la muerte de ejemplares.
Según los últimos trabajos publicados, estas campañas de descaste no tienen apenas efectos sobre las poblaciones de esta especie por lo que resulta incomprensible que se sigan realizando.
Las gaviotas patiamarillas, asimismo, han sido acusadas de ser las causantes del declive de otras especies, lo que también ha sido desmentido tras realizar exhaustivos trabajos sobre las interacciones entre estas especies. La gaviota patiamarilla es un depredador oportunista, y no por ello debe ser considerada como una plaga.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...