lunes, 31 de enero de 2011

Capeando el temporal


Lleva varios días lloviendo sin parar y con unas temperaturas que apenas han subido de los 5ºC durante todo el fin de semana, por lo que muchas de esas precipitaciones han sido de nieve en cotas superiores a los 700 metros de altitud. Mientras nosotros nos encerramos en nuestras casas con las calefacciones a tope, ahí fuera la vida no se detiene y los animales de sangre caliente deben encontrar la suficiente cantidad de alimento para mantener su temperatura corporal constante. Si las temperaturas son muy bajas necesitarán aun mas comida ya que la diferencia entre la temperatura exterior y su temperatura interna será mayor.

Un día sin comer puede significar una muerte segura para muchos pequeños paseriformes, por lo que tendrán que descender de altitud o apañarse para encontrar su ración diaria en las zonas libres de nieve.

viernes, 28 de enero de 2011

El rey del mambo

Gavión de segundo año en el puertu del Musel (Xixón, Asturies)

Su gran tamaño y su aspecto imponente dejan pocas dudas de quien es el que manda en el puerto. El Gavión atlántico (Larus marinus) es una especie cada vez mas frecuente en el Cantábrico, donde algunas parejas ya han criado con éxito en Galicia y al menos dos parejas lo han intentado en Asturies, aunque aun no lograron que volaran sus pollos.

Con sus casi 80 cm de longitud y su mas de metro y medio de envergadura nadie parece hacerle frente y el resto de gaviotas le suelen dejar paso cuando busca entre los aparejos de pesca los restos de pescado enganchados a las redes.


Durante sus primeros años de vida es frecuente verlos en puertos y zonas resguardadas. Cuando alcancen la madurez al cabo de 3 o 4 años, la gran mayoría regresarán a las colonias del norte de Europa para reproducirse. En las colonias de cría se comportarán como auténticas aves rapaces, atacando y devorando a los pollos e incluso a los adultos de otras especies de aves marinas, como los álcidos.

lunes, 24 de enero de 2011

Cazando en el dormidero

Esmerejón (Falco columbarius) cazando estorninos

Acaba de ponerse el sol y los primeros grupos de estorninos (Sturnus vulgaris) empiezan a llegar al dormidero. Al principio sólo algunos grupos sueltos de unas decenas de aves, pero poco a poco los bandos se van haciendo mas grandes y algunos de ellos sobrepasan con mucho los mil ejemplares. El dormidero está situado en unos matorrales bajos pero antes de bajar se van agrupando en los árboles que los rodean, en una estrategia que repiten diariamente, probablemente para despistar a las aves de presa. El ruido iba en aumento a medida que iban llegando mas y mas aves y poco antes de que desapareciera la luz, con el cielo teñido de rojo, aun seguían entrando pequeños grupos aislados.


Estas grandes concentraciones de aves atraen a los depredadores, algunos de los cuales ya habían llegado a la zona minutos antes de que aparecieran los primeros estorninos. Al menos un halcón peregrino (Falco peregrinus) y un esmerejón (Falco columbarius) empezaron a hacer pasadas a los asustados pájaros que cambiaban contínuamente de dirección en el aire antes de posarse. Los movimientos coordinados de las aves que vuelan en bandos tienen por objeto despistar a los depredadores, que no son capaces de centrar la atención en una presa concreta. La táctica será la de atacar e intentar separar a alguno del grupo, normalmente aquellos individuos más débiles o inexpertos. Al cabo de unos minutos el esmerejón consiguió atrapar a uno, y se lo llevó volando entre las garras.

Aquí os dejo un pequeño video del momento de la entrada al dormidero, una vez que todos los grupos se habían posado en los árboles, salieron en masa para meterse en los matorrales. Subid el volumen de los altavoces porque el sonido es brutal.



Estos grupos de invernantes aun permanecerán en la zona un par de meses mas, luego la mayoría se dispersarán a sus lugars de reproducción en el norte de Europa.

viernes, 21 de enero de 2011

Rincones



Afortunadamente todavía nos quedan algunos rincones donde nos podemos olvidar de todo mientras vemos subir la marea.

lunes, 17 de enero de 2011

Políticamente incorrecto


Allí estaba la corneja tirada en una tierra recién arada, con varios agujeros de perdigones en la cabeza y en el cuerpo. Como la milana de Azarías, seguramente un cazador frustrado la había matado porque el día no le fue bien y no consiguió cazar ni una perdiz, ni una paloma, ni un zorzal. Le pegó un tiro a bocajarro porque volaba cerca y así se quitó el mono de encima.

Desde siempre he escuchado al eterno debate sobre la caza, sobre si es buena o si es mala, incluso sobre si es necesaria. Desde que tengo recuerdos he oído frases sobre cazadores y pescadores que respetaban la Naturaleza más que nadie, que eran conservacionistas y amantes del campo y del río. He oído esas opiniones al mismo tiempo que esas mismas personas tachaban de mojigatos, pisaverdes y "ecologistas de salón" a los que no opinábamos lo mismo, a los que no entendíamos como se puede conservar y respetar la Naturaleza con una escopeta al hombro.

Mientras veía a la corneja muerta me vinieron a la cabeza muchas de las justificaciones que he oído durante estos años, como la de la superpoblación de algunas especies como los ciervos y jabalíes, que deben ser controlados porque sino sus poblaciones crecerían de tal forma que acabarían con todo. Después de haber eliminado a los depredadores naturales de estas especies porque competían con nosotros (y de seguir eliminándolos hoy en día, incluso dentro de los espacios protegidos), después de haber cambiado el paisaje favoreciendo a las especies generalistas, después de haber destrozado los montes y llenarlo todo de eucaliptos, asfalto y hormigón, en vez de intentar arreglar el desaguisado, ahora resulta que tienen que venir los cazadores a echarnos una mano. E incluso nos intentan convencer de que cazan por altruismo y por amor a la naturaleza.

Agotados tras un día protegiendo la naturaleza

Como reza el título de esta entrada, no pretendo ser políticamente correcto, ni intentaré justificar lo que desde mi humilde punto de vista no es justificable, tampoco tengo intención de discutir sobre el tema. Hace tiempo que ya no somos una sociedad de cazadores y recolectores, ya nadie tiene la necesidad de cazar para comer, y el que sale al monte con una escopeta lo hace porque le gusta matar a un animal, así de sencillo. A mi no me gusta tener que darme la vuelta cuando camino por un monte público porque hay una batida y me juego el pellejo si sigo allí, o ir a un espacio protegido como el Cabu Peñes y ver a gente pegando tiros a las avefrías y a los zorzales y enterarme luego de que esta permitido cazar, o enterarme de  una cacería de lobos en pleno Parque Nacional de los Picos de Europa.

Es cierto que mientras la caza sea una actividad legal poco podemos hacer, pero sólo hace falta ver a la corneja de la foto (cuya caza es también legal, por cierto) para comprender el amor y el respeto del conservacionista que le pegó un tiro.

jueves, 13 de enero de 2011

Preparado para la cría


Aunque todavía hace frío y los días son aun muy cortos, algunos animales como los buitres o los cormoranes moñudos ya han comenzado la reproducción. Muchas especies de aves, sobre todo en aquellas en las que hay una intensa selección sexual, ya han mudado su plumaje y lucen ahora sus mejores galas.

En los azulones (Anas platyrhynchos) y otras anátidas, cuando llega la época de cría, los machos invierten todos sus recursos en incrementar el brillo de su plumaje y en cortejar a las hembras, al mismo tiempo que intentan evitar que otros machos las fecunden para así asegurar su paternidad. La calidad de su plumaje y la presencia de ciertas coloraciones en las partes desnudas indican a la hembra que ese macho será un buen padre para sus hijos, ya que ha sido capaz de conseguir el suficiente alimento para destinar parte de sus energías en incrementar su atractivo. Por otra parte, cuando mas atractivo sea un macho para la hembra, también lo será para sus depredadores ya que su llamativa coloración lo hará mas conspicuo. Debido a esto, si a pesar de poseer esa coloración o incluso unos atributos grotescos e hiperdesarrollados, el macho ha logrado sobrevivir a la depredación, evidentemente es un buen macho. Esto es lo que se conoce como "el principio del handicap", propuesto por Amotz Zahavi en 1975 y que ya he comentado en este blog hace tiempo.

Y ser un buen padre en el  caso del azulón significa que dejará unos buenos genes a su descendencia, y no que cuidará solícitamente a sus hijos, ya que una vez puestos los huevos, la hembra será la que lleve todo el peso de la incubación y de la crianza de los pollos, mientras que el macho se desentenderá completamente.

domingo, 9 de enero de 2011

Los limícolas a los que no les gusta el limo


Los correlimos oscuros (Calidris maritima) al contrario que otros limícolas no suelen encontrarse en zonas de limos en rías y estuarios, sino que prefieren los pedreros y zonas de rocas del intermareal. En la actualidad es mas frecuente observarlos en los bloques de los puertos y diques que en roquedos naturales. Estos bloques de hormigón, cuando pasa un tiempo se cubren de algas, crustáceos y moluscos y dan cobijo a los pequeños invertebrados que le sirven de alimento.


El correlimos oscuro ha sido una de las especies que ha sufrido un mayor declive en los últimos años. Hace un par de décadas, las aves invernantes de estas especie eran muy numerosas, destancando en Asturies la bahía de Xixón, donde no era dificil encontrar hasta un centenar de estos pequeños limícolas. Ahora, muchas de las zonas más propicias para la especie han sido destruídas por la creciente urbanización de la costa y su nímero ha descendido. Se ha comentado que la competencia con los vuelvepiedras (Arenaria interpes) puede haber influido en este descenso numérico, pero no hay pruebas que lo demuestren.

jueves, 6 de enero de 2011

Ansares piquicortos


Hace tres semanas que un grupo de ocho ánsares piquicortos (Anser brachyrunchus) fue visto en Rinlo (Ribadeo), donde se movían entre la charca y los prados próximos donde se alimentaban. A los pocos días de que fueran observados por primera vez por Marcos Otero, el grupo fue localizado en Villadún (Asturies) por Pablo Fernández y Gilberto Jardón.

El pasado 31 de diciembre, para despedir el año me acerqué a la costa occidental de Asturies, como llevo haciendo desde hace varios años y junto a Gilberto y Quique Carballal, los vimos volando sobre el coche cuando nos acercábamos a Villadún. Finalmente acabaron posándose en un prado cercano a la carretera.



Los ánsares piquicortos, al contrario que ocurre con los ánsares comunes (Anser anser) que son invernantes comunes en la Península Ibérica, sobre todo en el centro y el sur, son visitantes raros en nuestras latitudes. Esta especie inverna en grandes números en Gran Bretaña, donde es probablemente la especie invernante de ganso mas abundante.

Durante este invierno las citas de esta especie se están multiplicando por todas partes, sobre todo el el norte donde ya se han registrado individuos solitarios y grupos de varios ejemplares desde mediados del mes de diciembre pasado. Es probable que al igual que está ocurriendo con otras especies de aves, la intensa ola de frío que afecta al norte de Europa esté empujando a muchas aves a latitudes más sureñas. Esperemos que no se crucen con los muchos cazadores que andan estos días con la escopeta al hombro, y que en la mayoría de las ocasiones no distinguen una especie estrictamente protegida como esta, de otras especies cazables.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...