Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

martes, 4 de mayo de 2021

¿Será el oso pardo el próximo candidato a especie cinegética en Asturias"

Quizás sea porque hace tiempo que no creo en las casualidades, cuando veo que la prensa repite insistentemente una noticia o se ceba con un determinado tema, suelo pensar que hay algo más detrás. Puede que sea muy mal pensado. Quizás.

Hace una semana, la Fundación Oso Pardo (FOP) comentaba que el oso pardo ya no estaba en peligro de extinción. Desde ese día, "casualmente", la prensa asturiana ha publicado prácticamente a diario noticias sobre daños del oso a ganado, a colmenas, a frutales, hace 2 dias, comentaban el caso de unos vecinos de Cangas que se encontraron con un oso y que tuvieron que darle unas voces para que se fuera, y la FOP saca, justo ese día, su informe sobre 8 ataques de osos a personas en 30 años. Una columna de hoy en LNE ya exige que el principado tome cartas en el asunto, y nos recuerda que el oso pardo no es Yogui, así que hay que andarse con cuidado. Puede que sea muy mal pensado. Quizás.

Cuando hace 6 años, los cazadores reclamaban poder matar osos "cuando la especie se recupere", todo el mundo se lo tomó a coña. Quizás estaban allanando el terreno mientras el Principado decía que "la sociedad marcaría los tiempos". Parece que causualmente la prensa encendió el ventilador, justo ahora. Puede que sea muy mal pensado. Quizás.


La FOP, que tiene firmados varios convenios con las Federaciones de Caza, desde 2018 la Fundación Oso Pardo y la Federación Cántabra de Caza participan en el proyecto conjunto ‘Caza y Oso’, saca ahora todas estas noticias, casi una a diario. Puede que sea muy mal pensado. Quizás.

Quizás el Principado de Asturias pueda opinar algo sobre este tema. Puede que sea muy mal pensado. Quizás.

Puede que muchos estéis pensando que una cosa es lo que diga la prensa y otra muy distinta son las decisiones que tome la administración. Por si sirve de ayuda para entender estas casualidades, copio literalmente el fragmento del último "Programa de actuaciones de control del lobo en Asturias", donde el gobierno asturiano explica como mide la conflictividad social de una especie, en este caso del lobo: "Resulta difícil medir la “conflictividad social existente” más allá de la que, de forma indirecta, puede reflejar el análisis de los daños, pero, no obstante, el lobo es un tema recurrente en los medios de comunicación escritos regionales (La Nueva España, El Comercio, El Fielato…) y las noticias aparecidas en los mismos son también, de alguna forma, imagen de lo que la sociedad asturiana piensa del lobo y de la trascendencia que le otorga". 

Puede que sea muy mal pensado. Quizás

3 comentarios:

  1. El oso causa daños, el lobo mata, las víboras dan miedo, las babosas dan asco, los pájaros cagan y hacen nidos que molestan o ensucian. Parece que no nos gusta nada la naturaleza, pero cada fin de semana, cada día festivo, veo a más gente que acude al encuentro de cualquier entorno natural. Entre semana, quienes tenemos que vivir en las ciudades, vamos a los parques a buscar esa naturaleza (aunque poco tienen de naturaleza esos entornos moldeados por el ser humano), buscamos cualquier lugar donde haya un grupo de árboles, donde los patos de diversas especies no huyan al ver nuestra silueta y podamos sentarnos a contemplarlos. Es esto en lo que parece que se quiere convertir a la naturaleza, en un parque. El oso me molesta, lo mato. El lobo me molesta, lo mato. La víbora me da miedo, la doy con una pala. Los árboles me quitan espacio para pasto, quemo el bosque.
    Hoy he estado por la montaña palentina, he caminado subiendo por una pista y he visto la huella del oso, al llegar al collado, el viento me tiraba, hacía incómoda la marcha hasta que el roquedo me ha protegido; en la débil senda dibujada por la que transitaba he visto excrementos de lobo, he bajado por una zona de tojos ya florecidos pinchándome las piernas (pese a llevar pantalón largo) y tropezando a cada paso; al ir posar el pie tras sortear uno de esos arbustos me he sobresaltado al toparme con una víbora adulta; un encuentro que, tras el susto de ambos, ha concluido marchando cada uno por su lado. Me he enredado al entrar en el robledal con todo el estrato arbustivo; he tenido que sortear barrizales para cruzar arroyos y al fin, he comido algo sentado en un prado florido al pie de la peña donde horas antes venteaba, temeroso de las garrapatas, para retornar ya por pista de nuevo hasta el pueblo donde dejé el coche. Hoy se puede decir que he estado en la naturaleza y sí, hay cosas que me han molestado: He tenido que cruzar alambradas y cierres para el ganado, pensando que si a mi me entorpecen un poco el paso, ¿Cómo lo puede sortear un ciervo, un corzo, un oso o un lobo? ¿Qué territorio le dejamos a la fauna silvestre para moverse por estos entornos todo rodeado de vallas? Me da la sensación de que tiene más espacio el ganado doméstico que la fauna propia del lugar. También me ha molestado encontrar, a pocos metros de la huella del oso, una vaina de lo que podía ser un cartucho de cetme o mauser (no soy especialista para conocerlo), elemento que he depositado en un centro oficial anotando el lugar exacto, por si su uso no es lícito se pueda indagar algo más.
    Tras cinco horas deambulando por el monte, con todas sus incomodidades y riesgos, tan solo me ha molestado los elementos que el ser humano ha puesto allí, porque lo que buscaba era un encuentro con la naturaleza, nada mas.
    Lo siento, no puedo empatizar con aquéllos que buscan divertirse en el campo con un rifle matando animales indefensos. No puedo entender a quien gusta de matar un oso, un lobo, un ciervo o un jabalí por ocio. No siempre pensé de esta manera, he ido evolucionando en mi intelecto a medida que iba conociendo más sobre la naturaleza. Igual es ese el problema. El sensacionalismo es la mecha para que la sociedad justifique el acto de cazar. Igual hace falta un nuevo Félix Rodríguez de la Fuente, un Félix 3.0, adecuado a lo que ahora se necesita.

    ResponderEliminar
  2. Me gustaría que vieras este artículo que hoy he leído y con el que me he indignado por la sarta de ridiculeces que dice, fundadas todas en el populismo sensacionalista que buscan ciertos sectores. Más aún cuando están dichas por una persona que ostenta un cargo que debiera defender el medio natural, no lo contrario.
    https://www.20minutos.es/noticia/4694990/0/castilla-y-leon-advierte-al-gobierno-sobre-el-lobo-nos-veremos-en-los-tribunales-si-se-lleva-a-cabo-esta-infamia/
    Gracias

    ResponderEliminar
  3. Pues nos podemos esperar cualquier cosa de estos lumbreras que nos gobiernan, así que al tiempo. Un abrazo!!!

    ResponderEliminar

Todo el mundo es libre de expresar sus opiniones, pero os agradecería que no escribieseis comentarios anónimos, al menos para tener un nombre al que dirigirse al establecer una conversación. Si no teneis una dirección de correo que permita poner el nombre al inicio, podéis firmalos al final del texto.

No admitiré insultos, el que insulte, falte al respeto a los demás o pretenda hacer de este blog una tertulia de tele5, que sepa que sus comentarios serán eliminados.

Gracias