Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

domingo, 17 de enero de 2010

La migración más larga del mundo

Charrán ártico (Sterna paradisaea)

Hace unos días se publicó un trabajo en la prestigiosa revista PNAS en el que se confirmaba un hecho que se sospechaba desde hace tiempo, el Charrán ártico (Sterna paradisaea), un ave marina de tan sólo 125 gramos de peso, realiza las migraciones estacionales más largas de todo el reino animal.

Esta especie se reproduce en las regiones árticas y subárticas de Europa, Norteamérica y Asia, situándose sus mayores colonias en Groenlandia. Después de la reproducción estas aves se dirigen hacia el Océano Antártico en una migración en la recorren de media 71.000 km anualmente entre la ida y la vuelta, llegando algunos individuos a recorrer más de 80.000 km.

Para obtener los resultados que se han publicado en este artículo, los investigadores colocaron unos geolocalizadores de tan sólo 1,4 g de peso pegados a las anillas metálicas en 50 aves groenlandesas y otras 20 aves islandesas durante la época de reproducción. En la siguiente estación de cría consiguieron ver 22 aves que aun portaban los geolocalizadores pero sólo lograron recuperar 11 (10 en Groenlandia y 1 en Islandia). Contrariamente a otras técnicas que se usan para estudiar los movimientos de los animales, como por ejemplo el radiotracking, los geolocalizadores van guardando la información en la memoria del aparato, de forma que hay que recapturar al ave para descargar los datos.



Los resultados obtenidos se muestran en la figura anterior en la que las líneas verdes señalan las trayectorias migratorias tras la reproducción (Agosto-Noviembre), las rojas señalan los movimientos durante el invierno (Diciembre-Marzo) y las amarillas marcan la ruta seguida en el viaje de retorno a las colonias de cría (Abril-Mayo).

Otro de los descubrimientos que se han hecho gracias al uso de los geolocalizadores es que los Charranes árticos realizan escalas durante el viaje, algunas de varios días. La parada más larga que hacen durante el viaje hacia aguas antárticas dura una media de 25 días y tiene lugar en una zona próxima a las islas Azores, donde se produce la unión de las aguas frías y muy productivas procedentes del norte y las aguas cálidas  y menos productivas procedentes del sur. En el punto de unión de estas dos corrientes hay una una elevada concentración de clorofila durante esa época del año que hace que la cantidad de alimento para estas aves sea también muy elevada. Este punto funciona como una estación de servicio en la que los charranes acumulan reservas para proseguir su largo viaje hacia el sur.

Charrán ártico (Sterna paradisaea)

Las aves groenlandesas mostraron una gran sincronía durante las migraciones, llegando al lugar de parada próximo a las Azores, partiendo de las áreas de invernada y cruzando el ecuador, con una diferencia de unos pocos días entre todos los individuos.
 
Geolocalizador usado en los experimentos y comparación de tamaño con una cerilla

¿Como funciona un geolocalizador?: Estos aparatos no nos dicen directamente la posición del ave, lo que hacen es detectar la intensidad de luz en cada momento, de forma que al conocer la hora a la que se produce el amanecer y el atardecer se podrá estimar la longitud y la latitud a la que se encuentra el ave cada día. Evidentemente no tendremos información en aquellos periodos del año en los que las aves se encuentren en altas latitudes, cuando hay luz durante las 24 horas del día, y tampoco durante los equinocios cuando sólo la longitud estará disponible ya que la duración del día será igual en todo el mundo. Debido a esto, los datos una vez extraidos del geolocalizador deben ser filtrados y procesados convenientemente antes de obtener la información que se usará en los análisis. Encontraréis más información AQUI.

Ahora que ya sabemos como funcionan los geolocalizadores lo que hay que hacer es capturar a las aves para colocarselos. En el caso de algunas especies como las pardelas, en las que se tambié se han empleado ésta técnica las capturas son más sencillas porque se las captura a mano en las huras donde crían, pero en el caso de los Charranes árticos no suele ser tan sencillo. Aquí os dejo un vídeo en el que se aprecia claramente el proceso de captura.



Lo más complicado es recapturar de nuevo a la misma ave un año después y sobre todo encontrar su nido en una colonia atestada de miles de parejas.

Si queréis saber más cosas sobre el proyecto de estos investigadores os aconsejo que visitéis su página web., merece la pena, tanto por los contenidos como por las imagenes.

Referencias

Egevang, C., Stenhouse, I., Phillips, R., Petersen, A., Fox, J., & Silk, J. (2010). Tracking of Arctic terns Sterna paradisaea reveals longest animal migration Proceedings of the National Academy of Sciences, 107 (5), 2078-2081 DOI: 10.1073/pnas.0909493107

3 comentarios:

  1. Gracias...por toda la divulgación que das en tu blog

    ResponderEliminar
  2. Me parece admirable que esta ave tenga esa capacidad de desplazamiento, de un polo al punto puesto del mundo. Increible.

    ResponderEliminar
  3. La migración del biólogo común es mucho más larga todavía :-)

    pvaldes

    ResponderEliminar

Todo el mundo es libre de expresar sus opiniones, pero os agradecería que no escribieseis comentarios anónimos, al menos para tener un nombre al que dirigirse al establecer una conversación. Si no teneis una dirección de correo que permita poner el nombre al inicio, podéis firmalos al final del texto.

No admitiré insultos, el que insulte, falte al respeto a los demás o pretenda hacer de este blog una tertulia de tele5, que sepa que sus comentarios serán eliminados.

Gracias