Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

martes, 14 de enero de 2014

El factor hijoputa (The motherfucker factor)

Cualquier persona que ya sea por investigación o por pura afición, desarrolle un trabajo de campo, debe tener siempre en cuenta uno de los más importantes imponderables antes de llevarlo a cabo: el Factor Hijoputa (FHP). Por supuesto, si en el desarrollo de cualquiera de esas tareas se ve en la obligación de usar aparatos de medición o fotográficos, debe extremar aún más las precauciones, ya que aparte del valor económico de dichos aparatos, el FHP se multiplica exponencialmente.

Hoy por la mañana fui a recoger mi cámara de fototrampeo, que había colocado en un monte cerca de Proaza el miércoles pasado. Aunque intenté minimizar el FHP escondiéndola entre unos brezos, el día que la coloqué lloviznaba y las prisas contribuyeron a que me confiara en exceso y no tuviera en cuenta que era una zona donde los domingos se suelen realizar cacerías y que el lugar donde había colocado la cámara, tal como pude comprobar hoy, era una zona de paso. El resultado fue que cuando llegué al sitio donde la había puesto, la cámara ya no estaba, me la habían robado.


El mio no es un caso aislado, ya conozco varios casos y alguno concreto, en el que se las han robado varias veces. Es evidente que el Hijoputa no suele perseguir un beneficio económico, y en la mayoría de los casos ni siquiera pretende hacer uso de lo que estropea o roba, lo único que persigue es causar daño, ya sea por frustración o por un erróneo sentido de la propiedad, según el cual piensa que el monte es suyo y que el resto de las personas no tienen derecho ni siquiera a moverse por él.

Mientras volvía en el coche con las manos vacías, me fui acordando de las muchas ocasiones en las que el FHP afectó e incluso tiró por tierra muchos meses de trabajo. Y no fueron una o dos veces, sino varias, algunas de las cuales os describo a continuación, más que nada para que si os veis en la misma tesitura, intentéis evitar el riesgo de que el FHP os joda como me ha jodido a mi.

- Termómetros de registro continuo: con el fin de controlar las temperaturas durante un intervalo de tiempo prolongado se usan estos aparatos, que tienen una memoria interna que graba las temperaturas registradas a intervalos variables, según los programemos. A lo largo de varios años de trabajo hemos colocado este tipo de termómetros en muchas charcas y ríos en nuestros estudios con anfibios y peces. No hace falta decir que siempre intentamos reducir el FHP colocándolos en lugares no visibles. Al principio los escondíamos directamente debajo de una piedra, pero después de los primeros robos preparamos unos tubos de metal en los que los introducíamos, y luego esos tubos los fijábamos con tornillos a rocas de varios kilos de peso. Esto nos obligaba a subir al monte cargados con taladros, baterías y brocas, aparte del material normal de trabajo.

A pesar de todas estas precauciones, nos robaron unos cuantos. Una característica del Hijoputa es que es pertinaz y puede emplear horas en realizar su trabajo. Debido a esto, en un par de ríos sofisticamos la técnica y llegamos a fijar una de esas rocas, de más de 20 kilos de peso, con un cable de acero, que a su vez fijábamos por un extremo a la roca y por otro a la pared del río. Aún así, en un caso, en el río Duje, en el Parque Nacional de Picos de Europa, ante la imposibilidad de llevarse el termómetro, el Hijoputa levantó la roca (supongo que con una palanca o llamando a otros colegas hijoputas) y le dieron la vuelta, de forma que el termómetro en vez de medir la temperatura del agua midiera la del aire, lo que no nos servía para nada y nos arruinaba la serie de datos.

Por supuesto, la información contenida en estos termómetros solo puede ser descargada con un equipo adecuado, del que el Hijoputa carece con toda seguridad. No hace falta decir que el robo de estos termómetros implicó la perdida de una información muy valiosa y que nunca se pudo recuperar.

- Estacas de marcaje: Con el fin de estudiar los movimientos de las truchas durante mi tesis doctoral, en un arroyo de montaña colocamos varias estacas numeradas (con un valor aproximado de 0,50€ cada una) delimitando los distintos tramos. En uno de los muestreos encontramos todas las estacas rotas y procedimos a cambiarlas. El el siguiente muestreo, las estacas estaban intactas pero las habían desordenado, de forma que el tramo 3 era el 6, el 7 el 2 y así sucesivamente. Otra característica del Hijoputa es su capacidad de sofisticación, si en la primera ocasión no jode lo suficiente, en la segunda lo hará mejor.

- Uso de hides: hace unos años colocamos un hide (escondite) en la orilla de un río para fotografiar un posadero de cormoranes grandes. Después de varias sesiones comprobamos que a pesar de que estaba bastante oculto, un guarda, siguiendo las órdenes directas del Principado de Asturias, cuando nos marchábamos se metía él para disparar a las aves. Incluso una vez llegó a entrar, fusil en mano, mientras estábamos dentro. Por supuesto no tuvimos otro remedio que desmontar el hide y pasar a la ofensiva, esperando a que el individuo se dispusiera a hacer uso de su arma (esta vez desde la carretera, cerca de su coche), para ponernos a cantar y a dar palmas y así espantar a los cormoranes.

Una variante del uso de hides personales es el uso de observatorios, que normalmente son construidos por ayuntamientos o consejerías en zonas de interés para las aves. En este caso el FHP se multiplica y hace que estas construcciones pasen por tres fases consecutivas: (a) picadero, (b) letrina y (c) crematorio. Hay que resaltar que las fases (a) y (b) se pueden simultanear. Una fase superior del FHP, que podríamos atribuir al Hijoputa avanzado, tiene lugar cuando el hijoputa, dando rienda suelta a sus frustraciones y con la intención de joder a los usuarios del observatorio, ahorca animales y los expone públicamente. En estos casos, una de las soluciones que se han aplicado para reducir el FHP es inaugurar los observatorios y luego cerrarlos con llave, de esta forma ni los defecadores, ni los fornicadores, ni los pirómanos, ni incluso los propios observadores de aves pueden usarlos. Esto ocurre por ejemplo en el observatorio del embalse de San Andrés, en Xixón.

-Cajas nido: cualquiera que haya colocado cajas nido sabe que una de las precauciones que debe tomar es que hay que colgarlas a suficiente altura del suelo para que el Hijoputa no llegue a ellas. De esta forma se consigue reducir el FHP aunque no se evita completamente.

Hace unos años estuve colaborando con Vicente Polo y Pablo Veiga en un trabajo sobre la selección sexual en los estorninos. Para ello colocamos varias decenas de cajas nido en 2 localidades de Asturies, en una de ellas, la que no estaba en un área protegida, colocamos 15 cajas. A las dos semanas 5 ya habían sido robadas. En una de las ocasiones una persona observó como un individuo, tras comprobar que no llegaba trepando, se fue a su casa a por una escalera de varios tramos y así intentó alcanzarla. Cuando fue avisado de que esas cajas eran para un estudio dijo que él podía coger lo que le diera la gana. A la semana, la caja seguía allí, pero la habían roto a pedradas. Un caso palmario de Hijoputa insistente, con el agravante de chulería.

Tenía más casos, pero creo que ya me he alargado demasiado. Con esta entrada, escrita con una gran dosis de mala leche, quiero por una parte avisaros para que nunca menosprecieis la capacidad de hacer daño de un Hijoputa y por otra quisiera reivindicar el uso de esta hermosa palabra, injustamente apartada de nuestro vocabulario formal por la insana costumbre de lo políticamente correcto, a pesar de que describe perfectamente a una gran parte de las personas que nos rodean, que se sienten felices y dedican una gran parte de su tiempo y su energía a intentar joder a su vecino, ya sea por frustración, por envidia o porque sencillamente son así.

NOTA: el diccionario de la RAE incluye la expresión Hijo de Puta, exactamente con la acepción que he empleado en este artículo, de hecho es la única que pone, por lo que sobran las posibles interpretaciones relativas a la señora que lo parió. También incluye la expresión "hideputa", con el mismo significado pero ya en desuso. Como a mi me gusta más la palabra compuesta Hijoputa (aunque no venga reflejada en el diccionario) es la que me he permitido el lujo de usar.

Hijo de puta.
1. m. y f. vulg. Mala persona. U. c. insulto.

62 comentarios:

  1. Realmente hay mucho hijoputa ignorante suelto y así los quieren nuestros políticos, porque son los más fáciles de manipular.
    Lo siento por los daños causados en el equipo y los ánimos
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jesús, la verdad es que ha sido un buen palo. Y no por esperado, porque siempre que la ponía estaba nervioso hasta que la conseguía recuperar. Pensándolo bien era un estrés y está visto que hay cosas que aquí no se pueden hacer, mientras estemos rodeados de estos impresentables.
      un saludo

      Eliminar
  2. Sí señor! Una auténtica tesina sobre una de las más sorprendentes cualidades humanas. Sabemos que la estupidez es casi infinita. Siento mucho lo de tu cámara.

    ResponderEliminar
  3. No te preocupes por el uso de hijodeputa, así, todo junto, que "hideputa" es un clásico de la lengua castellana de todos los tiempos.
    Y si, es una cosa que jode mucho. El mal por el mal, el que te hagan algo solo por joder., ya no es que te roben o te arruinen algo, es que un adulto con -se supone- conocimiento se dedique al destrozo gratuito...y que no puedas ni darle un par de ostias si lo pillas con las manos en la masa porque te crujen a tí
    Aun así, te sugiero una idea: trampea - fotograficamente, ya sabemos que no practicas la violencia- al hideputa. Algo habrá para vigilar a distancia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mon67,

      lo de hideputa ya sabía que se usa y que incluso está admitido por la RAE, pero no se, me sale mejor lo de hijodeputa, es más sonoro.
      En cuanto a lo del trampeo doble, como idea no esta mal, pero al final estás en las mismas, mira este enlace
      http://contactonatura.blogspot.com.es/2013/12/vibora-hocicuda.html

      Eliminar
  4. Soy otro sufridor de ese factor en bastantes ocasiones...

    ResponderEliminar
  5. Qué decir... todos lo sufrimos
    Ánimo, que en la mente del investigador siempre hay un plus de paciencia y perseverancia mayor, creo yo, que la de los poseedores del FHP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jorge,
      como ya comentaba, se perfectamente que lo mío no es un caso aislado, de ahí lo del FHP. Desgraciadamente nos vamos acostumbrando a cosas a las que no nos deberíamos acostumbrar. Me sigue pareciendo inaudito que para trabajar o para disfrutar del ocio sin molestar a nadie tengamos que esconder nuestro material para que un cretino no nos lo robe o nos lo estropee, pero es lo que hay.
      Y en lo de perseverar estoy de acuerdo y en lo de la paciencia también, no te quiero ni contar las horas que me puedo pasar para obtener un dato, o una imagen, pero aparte del FHP entra el factor económico, y robarte una cámara no es como robarte un sugus de limón.
      un saludo y gracias por tu mensaje.

      Eliminar
  6. Creo que es de Oscar Wilde la frase de "cuanto más conozco a los hombres más me gusta mi perro" . Pues eso. Es lo que nos toca, seguir con lo nuestro pese a HP, esa especie ubiquista, oportunista y molesta. Ánimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juan,
      pues si, a seguir, aunque sea sin cámara.
      un saludo

      Eliminar
    2. Creo que fue Lord Byron (padre de Ada Lovelace) el de la acertada comparación entre los hombres y los perros.
      El FHP radica en la IMPUNIDAD de los pueblos con sus paisanos. El ejémplo más trágico son los pirómanos de los que nunca nadie sabe nada, ni han visto, ni han oido... Para contrarrestarlo MANO DURA, yo me dedicaría a poner trampas más o menos lesivas (sí arrancarles una mano si se lo buscan), acabas con la impunidad y así además enseñas educación a los paletos lo que te convierte en un filántropo.
      Suena muy bíblico, pero la Biblia al fin y al cabo se escribió y pensó para paletos, ¿será la sangre la única forma de que les entre?

      Eliminar
  7. Una de las maneras más eficaces para combatir al hijoputa es la difusión de valores como el respeto, la buena educación, la cultura democrática, el interés por saber y estar bien informado..... Son medidas puestas en práctica por muchos países y que han dado buenos resultados. Por desgracia, en Españistán el hijoputa está catalogado por los políticos de turno como "Espacie de Interés Especial"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Daniel,

      ese es el problema y a veces dudo que la educación lo solucione, entendiéndola como los valores que dices, el respeto, la buena educación y demás. Tendemos a pensar que el colegio es donde se educa a los niños cuando la principal educación se enseña en casa. Yo tengo un hijo de 2 años y lo que más orgulloso me haría sería que fuera una buena persona, lo demás viene por añadidura.

      El problema del Hijoputa es que suele estar rodeado de palmeros que le ríen la gracia y encima no suele estar mal visto por la sociedad. No me extrañaría nada que el hijoputa que robó la cámara se esté jactando delante de sus colegas de cómo ha jodido a un biólogo de mierda (esto te lo digo por experiencia porque ya lo he oído en más de una ocasión).

      En este país se suele encumbrar y proteger a los mangantes, a los defraudadores y a los chorizos, y se tacha de pringao al que vive honradamente de su sueldo, que paga sus impuestos y que hace su vida sin meterse con nadie. Y así nos va.

      un saludo

      Eliminar
    2. Hola David:

      De todas las verdades que has dicho, me quedo con esta frase: "Yo tengo un hijo de 2 años y lo que más orgulloso me haría sería que fuera una buena persona, lo demás viene por añadidura".
      Tengo más o menos la misma edad que tú David. Y después de haber andado un considerable trecho por el camino de la vida, yo también he llegado a la misma conclusión: LO MÁS IMPORTANTE EN ESTA VIDA ES SER BUENA PERSONA.

      Proteje a ese tesoro de dos años David. Estamos rodeados de malparidos.

      Eliminar
  8. Ya lo siento, yo puedo darme con un canto en los dientes, el segundo dia de tener la camara, salio la foto de un pescador que la respeto ( ahora la escondo mas y si se pesca la pongo en el monte, y si caza, en el rio). y en los 13 años que llevo poniendo cajas nido, y a poca altura, no me han robado ni roto ninguna, en epoca de cria, aunque son artesanales y pesan bastante . http://valdavia.blogspot.com.es/search/label/Construcci%C3%B3n%20de%20nidales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Luis,
      pues si que pues si que puedes darte con un canto en los dientes,y ojalá sigas con la suerte.
      un saludo

      Eliminar
  9. Jajaja lo que me he podido reir (aunque pensado fríamente es para llorar). Pero creo que el hijoputismo va asociado íntimamente a nuestro temperamento hispano-europeo-mediterraneo y es también el causante de nuestra "cultura choriza".
    Es una desgracia importante para todos, pero la educación para luchar contra eso te la tienen que dar tus padres y en un altísimo porcentaje de familias lo que se aprende es lo contrario.
    Salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Completamente de acuerdo, Honorio, por mucho que te digan en el colegio, si en tu casa te ríen las gracias si eres un cafre o si ves a tus padres hacer el cafre, no hay nada que hacer.
      un saludo

      Eliminar

  10. David, siento muchísismo lo de tu cámara. Igual, la única esperanza que nos queda es que otro de su misma especie HP se vengue por nosotros, o que en una de sus lides acabe colgándose la soga el mismo, de lo listo que es.
    Me pregunto muchas veces porque no les invitan a todos ellos a explorar nuevos continentes, como Marte, o Saturno que está más lejos. Con lo bonito que viajar. Y gratis. Un chollo. Para ellos y para los que nos quedamos en la Tierra encantaos.

    ResponderEliminar
  11. No suelo escribir, aunque te sigo, pero esta entrada es buenísima. No sabes cuanto siento lo que te ha pasado (ésta y el resto de ocasiones que cuentas), pero es que de esa especie, está el monte lleno.
    Un saludo y ánimo

    ResponderEliminar
  12. Hola David,

    nosotros batimos records de rapidez, estabamos balizando un sendero circular de 8km en Gandaras de Budiño, aun no habiamos llegado al final y ya nos habian ventilado un poste..

    Cesar

    ResponderEliminar
  13. Hola David, siento lo de la cámara, pero te felicito por la entrada, es un buen ejemplo de cómo tenemos que poner buena cara al mal tiempo. Nos toca lidiar con la cultura de este país. Leyéndote he recordado un reportaje de cámara oculta que hicieron hace tiempo en el programa El Intermedio. Dejaban una bicicleta usada apoyada en una farola en una calle más o menos concurrida, sin candado, y se escondían para ver cuánto tardaba en desaparecer. No más de media hora. Lo más deprimente de todo es que era gente de toda condición la que se llevaba la bici: jubilados, amas de casa, jóvenes, viejos... Y cuando les paraban y les filmaban, se llevaban un buen corte, pero todos decían lo mismo: yo creía que no era de nadie, que estaba abandonada. ¡Es alucinante! ¿Harían lo mismo con un coche? Para el español medio, tu cámara también es algo abandonado. Eso es lo triste, está arraigado en la cultura popular y es muy difícil de cambiar.
    Saludos,
    Fernando

    ResponderEliminar
  14. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  15. Pues una vez tenido en cuenta el FHP, una recomendación de la gente Muchachada: http://www.youtube.com/watch?v=Ir4TznzOWNU
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Iñaki,

      jaja, es mi canción de cabecera. La conozco hace tiempo, y totalmente de acuerdo, hay que decirlo mas. Una puntualización, yo creo que era de la Hora Chanante, antes de Muchachada Nui.
      un saludo

      Eliminar
  16. No le podías haber definido mejor... HDP

    Un saludo

    ResponderEliminar

  17. Continentes, ¡pero qué berza!, quise decir planetas. Pido disculpas. Es que a veces ando a todo gas.

    Lo que comenta Fernando me hizo recordar un situación real que, en principio pensé si estarían grabando para alguna tele:
    Hará cinco años acababa de aparcar el coche en Luanco, donde el Ayuntamiento. Iba a ver pájaros, claro. Poco antes de cruzar delante de la puerta de un bar, se abre la puerta, se forma una corriente de aire (fácil en ese sitio, tan cerca de la mar) y salen volando como 6 ó 7 billetes de 50 euros, no sé exactamente porque no sabía si aquello era una broma o qué. Paré en seco, y me quedé tiesa como una escoba. Al momento sale a estampida del bar una mujer (la dueña sería) pidiéndo por favor, por favor, a la poca gente que pasaba por allí, y que se agachaba a recogerlos, que se los devolvieran, que tenían que ser en total 7 billetes de 50.
    Pues faltó algún billete. Alguna persona sí dijo la verdad y devolvió lo que cogió, y alguien debió de coger más de uno pero no devolvió todo. O alguien que dijo que no había cogido nada lo había guardao a buen recaudo.
    Ella estaba indignada, y así se quedó la pobre, indignada e impotente, echando pestes. Le dije que yo nada tenía, que no me había movido del sitio, que me registrara si hacía falta. Desde luego desde donde yo estaba no podía ver si alguien en la acera, tras un coche aparcao, se había guardao algo.

    Así somos con lo ajeno. Apaña lo que puedas y corre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, Ángeles, así somos. Supongo que aunque sea un tópico eso se arregla con educación, pero costará cambiarlo, sin duda.
      Aparte de ese, en el FHP, no solo entra el robo, sino el daño. No se trata de robar, se trata de robar o dañar para molestar sin sacar un beneficio, y eso a mi entender es mucho más grave.
      un abrazo

      Eliminar
  18. Ojala lo gasten en quimio... hijos de puta

    ResponderEliminar

  19. Sí, David. El caso que expuse es un ejemplo de rapiña con mucha caradura. Cuando se roba para causar daño porque no se va a hacer uso de lo robado, o se destroza sin más (ni pa tí, ni pa mí) entramos en otro nivel. El grado de maldad es mayor. Y la gente que hace eso, hace más cosas fuera de la ley, no me cabe duda. Por eso creo y confío que algún día acabarán cayendo en su propia trampa, porque cometerán errores.
    .
    Y creo por muy malos ejemplos que tenga en casa, la última decisión es suya. Que lo tenga más difícil, sí. Que pueda elegir otros modelos de comportamiento, también.

    Lo dicho, siento de verdad lo que te ocurrió. Da por seguro que un día la cara de bobo se le va a quedar a él, y lo va a tener más crudo.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. David, de verdad me sabe mal... me he reido con ganas, y al mismo tiempo me daban ganas de enganchar a alguno de esos y coserlo a ostias. ¿Sería la solución? Pues yo creo que sería una buena manera de acabar con esta miserable forma de actuar. Llevamos 40 años de democracia y hay los mismos o mas hideputas que antes. A mi me pasó que durante años un guarda me cogía los pollos y me los movía de sitio, me amontonaba los huevos (los de las gaviotas, que los míos simplemente me los calentaba), pero lo mejor es lo que le pasa a mi compañero Leroy, con quien tenemos un proyecto de pumas en el sur de Mexico; usamos fototrampeo y le birlan las cámaras; decidió echarle una cadena de la ostia alrededor del árbol, y los HPF le cortaron el árbol que hacia un metro de radio, no era un madroñin, o sea que los tipos se llevaron una motosierra del puto copón arriba de un pedazo de montaña sólo para decir que ellos eran más chingones que nadie... ¿no te entran ganas de conectar una cámara de fototrampeo a una batería de camión para que se le pongan los pelos del culo como escarpias cuando lo vuelva a intentar? luego me hablan de la patria y las putas banderas
    Dani

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dani,
      pues eso es lo que comentaba, los HP actuan para molestar, ni siquiera sacan un beneficio de ello.
      Y casos como el de Leroy ya conozco varios. A mi me dijeron que pusiera una cadena a la cámara, pero lo siento, para andar así prefiero no poner nada. Hay que asumirlo, mietras estemos rodeados de esta gentuza hay cosas que no se pueden hacer.
      un abrazote

      Eliminar
  21. Un apauso al hijoputita que escrbio el blog.

    ResponderEliminar
  22. Cuando era chico un HP me robaba cada día la comida en el cole, tras propinarme unas cuantas guantás (lo que ahora se llama bulling), así que un día se comió una caja entera de lanxantes. A pesar del dolor de los moratones, no podía parar de sonreir.
    Le llamaban "El gordo" y volvió 1 mes y medio flaquito flaquito.

    ResponderEliminar
  23. Solo te ha faltado incluir este video al final:
    http://www.youtube.com/watch?v=Ir4TznzOWNU

    ResponderEliminar
  24. Aquí en los pueblos de Andalucía es normal en verano que la gente saque un par de sillas a la calle y pase las primeras horas de la noche al fresco. Pues más de uno se ha ido a orinar y al volver se ha encontrado con que ya no estaba la silla. Otro caso de mi pueblo era un supermercado al que el panadero le dejaba el saco con el pan en la puerta porque pasaba muy temprano. Cada dos por tres robaban el saco, y el dueño del super tubo que pedirle a un bar que abría temprano que por favor le guardase el saco hasta que llegara.

    ResponderEliminar
  25. Hola David. Es la primera vez que visito tu blog, lo he visto en Meneame.

    Partiendo, en primer lugar, de que tienes toda la razón y que casi ninguna de las historias tiene justificación me gustaría exponer los planteamientos que pueden pasar por una persona que quita estacas o las descoloca.

    Yo he nacido y vivido toda mi vida en una ciudad, pero soy fruto de un matrimonio que vivió el llamado éxodo rural asi que he vivido de cerca algunas de las problemáticas del campo.
    En mi pueblo todo, absolutamente todo lo que se ve es de alguien. Unos marcos (no se si en toda España se llaman asi) señalan exactamente los limites de la finca. Suelen ser piedras enormes, a veces puede ser un arbol (si lleva alli el tiempo suficiente) o el rio. Pues siempre hay el tipico vecino que henchido de Factor Hijoputesco o, bien, porque por historias que vienen del tiempo de la peripolca, o porque le caes mal, o simplemente porque saben que el dueño de X finca/monte está fuera, aunque sea en una ciudad cercana, mueven el marco...y ahi empieza ya la pelea. He escuchado como vecinos han terminado peleandose guadaña en mano...con muertes incluidas.
    Y todo empieza con unas estacas, o una camara, o con un tractor...o con un simple paseo.
    He escuchado gente despotricar, gente cercana, porque le han segado su monte...¿por que? porque cuesta demasiado dinero hacerlo...y si alguien lo hace es por "algo".
    En fin, lo que quiero decir, es que, seguramente, muchas veces estás siendo victima del Factor hijoputa, pero tambien es posible que hayas dejado tus aparejos en fincas/monte propiedad de alguien, que al ir a dar su paseo semanal para vigilar que todas sus propiedades siguen siendo del mismo tamaño que la semana anterior al ver tu instrumental haya pensado "éste es el de la casa de X que me la tiene jurada, se va a enterar"...es una manera de defender lo suyo...¿peculiar? puede, a mi, que soy de ciudad, nunca deja de sorprenderme pero cuando te cuentan tres historias empiezas a entender un poco porque se hacen las cosas que se hacen y porque, seguramente, una misma en la misma situacion cogeria la camara desconfiando y la tiraria en el primer contenedor...o en la primera finca vecina.
    Por no hablar de que igual que no entrarias a una finca cerrada con un muro en la que hubiera una casa en medio a dejar una camara sin permiso expreso de su propietario o usufructuario tampoco deberias hacerlo en una finca ajena aun cuando no esté cerrada.
    Asi que la ignorancia y un sentido de defensa exacerbado por anteriores injerencias pienso que son los que te han hecho perder mas instrumentos que la hijoputez en si.
    Si fuera yo...iria a hablar con el propietario de la finca y le contaria lo que estoy haciendo...puede que te lleve un poco mas...pero es mas seguro y menos costoso en material.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Arabelle, el monte donde había puesto la cámara es público, no se me ocurriría ponerlo en una finca privada sin permiso.
      El problema es que aunque sea público, hay gente que se piensa que eso no es de todo y de todas formas, a mi no se me ocurre robar o dañar algo si me lo encuentro, supongo que son maneras distintas de pensar o de actuar.
      un saludo

      Eliminar
    2. Perdona entonces la "bronca". A mi tampoco se me ocurriría pero tenemos una educación diferente...no hemos tenido que vivir esa problematica...y esta claro que tampoco se me ocurriría atacar a alguien con una guadaña por unos metros de finca...pero quería que constara esa forma de ver las cosas porque si vives otra vida reaccionas de formas diferentes a diferentes estimulos...y solo queria dejar constancia de eso, del otro punto de vista. De todos modos, perdona, porque siendo asi tienes toda la razón.
      Y ahora, intentando ofrecer alguna solución practica...¿esas cámaras y las cosas mas caras no se pueden rastrear tipo el móvil?? Y, caso de que no lo tengan, ¿no se le puede poner? porque seria una "solución" a medias, nadie debería llevárselo pero como eso no lo puedes evitar...por lo menos si puedes rastrearlo sería sencillo poner una denuncia y que llegaran a devolverte la cámara.

      Eliminar
  26. Lamento lo ocurrido. Se me pudiesen ocurrir cien adjetivos que van desde hijeputa (allí va otra forma de escribirlo) a patán, pero en el mundo en el que vivimos y con la situación por la que atravesamos me parece también un tanto iluso y cándido de cualquier persona dejar un equipo de esta categoría a la buena de Dios por más que sea en un paraje remoto. Ni los fotógrafos de NatGeo dejan sus equipos por más septentrional que sea su locación. Entiendo que el hecho de, no implica que, pero tristemente vivimos, por más que no querramos terminar de aceptarlo, en una realidad muy distinta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Aitor,
      una cámara de fototrampeo es precisamente para eso, para dejarla camuflada en el monte y capturar imágenes. No se deja abandonada.
      Si por ejemplo quiero registrar la frecuencia de entrada de unas pardelas en el nido, como hicimos en un trabajo en Galicia, la cámara se deja y se recoge luego para registrar los datos e imágenes. No tiene sentido quedarse sentado esperando, porque para eso no usariamos la cámara.
      un saludo

      Eliminar
  27. Hola David, no conocía tu blog y lo encontré por mensaje, pero he de decirte que me identifico perfectamente contigo

    Creo que ya no llevo la cuenta de los ibuttons (datalogguers que miden la temperatura y que tienen forma de pila de botón) que me han mangado, probando de todo desde esconderlos, meterlos en bolsas metálicas y hasta pegándolos con epoxi a la roca y en sitios visibles y aun así los arrancan. Nunca he pillado a nadie pero te aseguro que como un día coja a alguno no vuelvo a poder muestrear en la comarca.

    Aunque en el fondo se que no podría hacer nada porque seria prender la llama para que la tomen con mis cajas o con cualquier pájaro que no son muy selectivos.

    Compañeros que trabajan con vídeo a veces se encuentran con un vídeo del paisano de turno que manosea la cámara y sino se la lleva la deja apuntando hacia donde no es, quedando grabado el y su acción.

    Lo mejor que he oido fue un grupo que harto de robos coloco las cámaras visibles pero con un cartes de está usted siendo grabado por CCTV puede ejercer sus derechos de protección de datos... Y parece que les funcionó.

    ResponderEliminar
  28. ¿Has probado robarles el vehículo a los que te quitan las cámaras de trampeo estas?
    Tu argumento sería el suyo:
    Te encontraste algo en la vía pública y no había nadie, ergo te lo apropiaste. Impecable, ¿no?

    Fdo:
    Un colega científico que también ha sufrido a algún que otro HP en sus trabajos de campo.

    ResponderEliminar
  29. La mejor disuasión son trampas camufladas como material: como cordita y clavos o rodamientos de acero. Cuando el gracioso hijoputa pierda ambas manos o un par de dedos veras como no le quedan ganas de tocar lo que jo es suyo.

    ResponderEliminar
  30. Deja la cámara en un lugar visible y escóndete en algún sitio con otra cámara para grabarlo todo. Sí, es un puto coñazo, pero merecerá la pena pillar al HP.

    ResponderEliminar
  31. Mi caso fue distinto fue un móvil, y este ladrón buscaba beneficio revendiéndolo (era un nokia navigator), fue en el 2010, de aquella era un móvil bastante curioso. Lo más triste fue cuando lo denuncie me dijo la policía que tenían montones de denuncias por robo. No sé si es la gente, el país, la situación económica, pero lo que esta claro que en este país estamos hasta la coronilla de hdp.

    ResponderEliminar
  32. En una ocasión, mi ayudante olvidó el reflector en el camino. Tenía un diámetro de 1,5 m. Tardamos 4 minutos en volver. Había desaparecido. Sólo había pasado un coche. El conductor vió que teníamos equipos fotográficos y llevaba a sus niños a bordo. Nos robó delante de sus hijos.
    Imposible que le sirviese para nada a menos que fuese fotógrafo. Ni siquiera creo que supiese cerrarlo, seguramente lo tiraría un rato después.
    Entre nuestros compatriotas hay muchos ladrones por naturaleza. No hay más que ver a nuestros dirigentes de todo color y a sus votantes que los excusan.

    ResponderEliminar
  33. Esos hijoputas son minucias comparado con el GRAN hijoputa del vecino de arriba que se llevó el oso de peluche de mi hijo sólo por joder. Creo que no hay nada más rastrero.

    ResponderEliminar
  34. "EL HIJOPUTA", el auténtico y universalmente conocido como el hijoputa, el llamado así incluso por sus compañeros de partido, es el ministro Gallardón. Los demás son imitadores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se, pero lo del Wert también se las trae. eh. Bueno, cualquiera. No hay por donde cogerlos. porque anda que la de lo de 'la indemnización diferida' también es lindo ... ¡Vaya panda de ineptos, inútiles, dañinos y no se qué mas decir!

      Eliminar
  35. A lo mejor es que yo también soy un poco hijoputa, pero yo veo al de la escalera cogiendo las cajas nido y se come el suelo, desde lo alto de la escalera

    ResponderEliminar
  36. La culpa es vuestra por no poner veneno de la rana esa del amazonas en los aparatos, que en cuanto lo tocas te mueres echando espumarajos por la boca. Vosotros lo sabéis y recogéis las cosas con guantes, pero el HP no. Así se acaban los HP. Y si lo toca un niño, pues que se joda y que se hubiera quedado en su casa jugando a la PS3, como tocaba. Que parece mentira que seáis gente con estudios.

    ResponderEliminar
  37. La mejor solución es poner algún cebo con nitroglicerina, selección natural, piensalo

    ResponderEliminar
  38. Estimado X vamos a ir a Asturias de Vacaciones en verano con los niños y estamos pensando en llevar a unos amigos de fuera para que conozcan picos, tenemos una casa de aldea mirada en Llanes y otra en Ribadesella, ¿cual crees que podría ser mejor?

    Estimada X, este año han quemado gran parte de la sierra del Cuera ilegalmente, la zona de ribadesella ha sido calcinada tambien por incendios provocados y no te recomiendo la zona de picos este año. La costa está destrozada por los eucaliptos, pero puedes probar en su lugar a mirar alojamiento en X, Y o Z ... hay buenos bosques y se pueden hacer bastantes actividades... , besos, nos vemos en Verano

    Respuesta hoy. "Muchas gracias por toda la información, no tenía ni idea, probaremos entonces en ese otro lugar"

    dato real, hoy mismo.
    ¿quien es el hijoputa ahora? XDDD, toma

    ResponderEliminar
  39. No hay nada que hacer en este país, yo hace años que tiré la toalla. Cada vez hay más cafres en el campo, más basura, más ruido, más destrozos, más incendios, en fin, más hijoputas. Siempre han existido en este maldito país, pero desde hace unas décadas han tenido crías y han aumentado de número, encontrándose por doquier. Lo mejor sería pillarlos in fraganti y molerlos a palos, o meterles un buen multón (el dinero escuece más). Lo malo es que al gran número de hijoputas hay que sumarle la desgana de esta sociedad española enferma, que no quiere cambiar.

    ResponderEliminar
  40. Me ha sorprendido lo de "sitio desnuclearizado", porque precisamente esta misma mañana, conduciendo, encontré uno de esos viejos y candorosos carteles que rezan "municipio no nuclear" en un ayuntamiento por el que, hace poco más de un año, tuvo que pasar un cargamento de uranio desembarcado en el puerto de Bilbao (http://www.diariodelaire.com/2013/01/el-transporte-de-uranio-enriquecido.html).

    Ha resultado devastador para mí, después de dedicar algún esfuerzo a hacer comprender exactamente en qué consiste el peligro de la radiactividad y la contaminación radiactiva, descubrir que el "turismo nuclear" está en pleno auge.

    Si ya resultaba difícil oponerse a la salvaje y cínica administración de la energía nuclear, la estúpida irreflexión de la gente ha terminado por hacer irrelevante cualquier esfuerzo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  41. Y aunque tampoco creo que mi aportación vaya a ser de gran utilidad, por pequeña y desapercibida, me gustaría advertir que Cuculus Canorus cae en la vieja trampa que nos pone la administración pública respecto a los incendios forestales.

    Los incendios forestales forman parte de los desastres inevitables de la naturaleza, a los que han tenido que adaptarse las especies vegetales propias de lugares donde se dan con frecuencia. Cualquier aficionado a la botánica recordará la relación que existe entre la vida media de algunas especies de coníferas; los mecanismos de aprovechamiento del fuego en la reproducción del Pinus halepensis; o los hábitos "fisurícolas", elusivos, del madroño.

    La administración pública parece recurrir a la poco honesta maniobra de descargar cualquier posible responsabilidad en el mantenimiento del patrimonio natural, en pirómanos, las más de las veces ficticios. Pirómanos que, aunque existieran, son sólo uno de los muchos posibles deflagrantes del incendio. Porque lo relevante no es la causa, sino que se den las condiciones naturales para que el incendio se produzca (acumulación de materia vegetal, sequedad, alta temperatura, viento, etc.)

    ResponderEliminar
  42. Mi amigo Parus C. , un gran barrerista de aves y mamíferos. Siempre me indicaba, cuando ibamos a poner o quitar la barrera, que nunca pisara por el mismo sitio y que había que salir del monte de noche y entrar a buscarla al amanecer y un sinfin de consejos de seguridad que yo trataba de rebatirle creyendo que la gente es buena. Hoy, después de leer tu blog, David, agradezco la apertura de ojos de mi amigo y a tí te agradezco la lección. El hijoputismo, junto con el furtivismo definen a quienes lo practican. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  43. Deben inventar sistemas eléctricos mini, que emitan una descarga de 5000 voltios cuando se toca la cámara. Algún pájaro quedará achicharrado, pero que es eso al lado de freir a un HDP.

    ResponderEliminar

Todo el mundo es libre de expresar sus opiniones, pero os agradecería que no escribieseis comentarios anónimos, al menos para tener un nombre al que dirigirse al establecer una conversación. Si no teneis una dirección de correo que permita poner el nombre al inicio, podéis firmalos al final del texto.

No admitiré insultos, el que insulte, falte al respeto a los demás o pretenda hacer de este blog una tertulia de tele5, que sepa que sus comentarios serán eliminados.

Gracias