Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

sábado, 19 de mayo de 2012

El sueño de la abeja


No es la primera vez que me encuentro como una escena como la de la fotografía, una abeza dormitando plácidamente en una flor. En este caso, la abeja estaba tan quieta que llegué a pensar que estaba muerta, ya que después de hacerle una foto, la pata del trípode golpeó con la flor y la abeja se cayó al suelo, quedándose quieta durante unos segundos. Pero para mi sorpresa, luego empezó a moverse y completamente atontanda se tambaleó un momento y al cabo de unos minutos se subió a una hierba más alta y se fue volando.


Tengo que admitir que nunca me había parado a pensar si los insectos duermen. Lo cierto es que para el ser humano no es fácil saber si un insecto duerme o no, para empezar no tienen párpados, pero bueno, tampoco los tienen los peces y cualquiera que tenga un acuario se habrá dado cuenta de que al encender la luz por la noche, muchos de ellos están completamente dormidos. Tampoco es viable, al menos por ahora, hacer un encefalograma a una abeja para comprobar como se comportan sus ondas cerebrales.

Pues el caso es que como siempre que me surge una duda de este tipo no paro de darle vueltas hasta que encuentro la respuesta, me puse a buscar bibliografía sobre el tema y encontré varias referencias que no dejaban lugar a dudas: las abejas si que duermen, y durante ese sueño se parecen a nosotros, ya que permanecen quietas, relajan sus músculos y no reaccionan rápidamente a estímulos externos.

Pero hay algunos estudios muy interesantes que demuestran que los insectos no sólo duermen, sino que en el caso de las moscas de la fruta (Drosophila sp.), aquellos individuos que tienen una vida social más activa necesitan dormir más tiempo. Otros estudios, realizados tambien con moscas de la fruta, confirmaron que al igual que ocurría con los seres humanos, las moscas jóvenes dormían mas tiempo que las más viejas y que si a las moscas se les impedía dormir el tiempo necesario, se reducia su esperanza de vida.

Parece evidente que la mayoría de los organismos vivos necesitan dormir, no sólo para descansar, sino para consolidar los recuerdos adquiridos. Y hablando de sueño, ¿como hacen los vencejos para dormir cuando no se posan en el suelo? Mirad este post, que a lo mejor os sorprende.

Referencias

Ganguly-Fitzgerald I, Donlea J, & Shaw PJ (2006). Waking experience affects sleep need in Drosophila. Science (New York, N.Y.), 313 (5794), 1775-81 PMID: 16990546

Southwick, E. E. (1991). Bee Sleep American Bee Journal, 131, 165-166

3 comentarios:

  1. Hola David,

    Me ha gustado mucha esta entrada, a partir de ahora me fijaré a ver si en alguna flor encuentro a alguna abeja dormitando.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    Increíble lo del vencejo.
    Este fin de semana hice unas fotos a un abejorro que al principio también pensé que estaba muerto bueno, mejor pasáis a verlas -si queréis-
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Por favor, que el vencejo nos cuente qué sustancias consume, je, je... yo que ando siempre con déficit de sueño...!!!

    ResponderEliminar

Todo el mundo es libre de expresar sus opiniones, pero os agradecería que no escribieseis comentarios anónimos, al menos para tener un nombre al que dirigirse al establecer una conversación. Si no teneis una dirección de correo que permita poner el nombre al inicio, podéis firmalos al final del texto.

No admitiré insultos, el que insulte, falte al respeto a los demás o pretenda hacer de este blog una tertulia de tele5, que sepa que sus comentarios serán eliminados.

Gracias