Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

jueves, 26 de julio de 2012

Vestigios del pasado


Hace unos 7000 años, las tribus errantes que deambulaban por la Península Ibérica empezaron a asentarse en ciertos lugares donde la caza y el agua era más abundante. En aquellos tiempos, la mayor preocupación era llegar vivo al día siguiente y a poder ser con el cuerpo entero. Curiosamente, y al contrario de lo que nos enseñaban en el colegio, el sedentarismo y el paulatino abandono de la caza y la recolección y su progresiva sustitución por la ganadería y la agricultura, no significó un incremento de la calidad de vida, sino que tuvo un efecto negativo sobre la estatura y la longevidad humana, ya que a pesar de aumentar la cantidad de reservas alimentarias y su posibilidad de almacenamiento, se restringió la variedad de los mismos y se crearon dependecias de alimentos base, que dieron lugar a hambrunas y malnutriciones. (Si tenéis la oportunidad os aconsejo que leáis el libro de Jerry Mander "En ausencia de lo sagrado").

Otra de las consecuencias directas del sedentarismo fue la aparición de ritos funerarios y con ellos la construcción de estructuras para sepultar y rendir culto a sus muertos. Muchas de esas estructuras han llegado hasta nuestros días aunque en la mayoría de los casos los restos humanos y el ajuar con el que los enterraban han sido expoliados.


En Asturies hay varias de estas estructuras, sobre todo dólmenes, que aun se conservan relativamente bien. El aislamiento de muchos ellos y su ubicación en lugares alejados de carreteras concurridas y donde hay que pegarse una buena caminata para llegar, los ha librado por el momento de pintadas otros actos vandálicos, como ha ocurrido en otros más accesibles.

Hace un par de días visité con mi amigo Gilberto uno de estos dólmenes situado en una de las sierras del centro de Asturies. Llegamos cuando aun no había oscurecido pero tuvimos que esperar a que se pusiera el sol para tener la sensación de estar en un sitio realmente mágico, quizás la misma que sintieron los que lo construyeron hace miles de años.


No deja de sorprenderme cómo cambia todo bajo la luz de las estrellas, cuando desaparecen las sombras y todo parece mucho más sencillo.

NOTA: haced click en las fotos para verlas a mayor tamaño. Espero que me disculpéis si no cuento detalles sobre la ubicación de este dolmen, precisamente para evitar en la medida de lo posible los actos vandálicos que os comentaba. Es probable que muchos lo conozcáis y os agradecería que no déis pistas en los comentarios. Los que realmente tengan interés lo encontrarán sin dificultad.

9 comentarios:

  1. Hombre, teniendo en cuenta que en el título de las fotos has puesto el nombre del sitio, muy oculto no está... ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tienes razón, se ve que no sirvo para el servicio secreto. Ya está cambiado :)

      Eliminar
  2. Pues a mi me has dejado con la intriga y he de buscarlo, pero para admirarlo como he admirado esta entrada. Al principio pensé que ibas a hablarnos de Peña Tu.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo tendrás muy difícil para encontrarlo, y si lo piensas bien, ahí esta la gracia, en encontrarlo.

      Eliminar
  3. Preciosas esas fotos nocturnas David¡¡

    Acabo de ver también la de Gilberto en Flickr. Muy buenas tambien¡.
    Enhorabuena

    Pablo

    ResponderEliminar
  4. Pues a mi también me has dejado con las ganas de saber donde están pero me dá la sensación de que están más bien en la zona centro que para la zona de LLanes. De las fotos que decir...¡¡Preciosas!!
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manuel, frío frío. Como comentaba antes, si buscas un poco lo encontrarás sin ningún problema. Una pista, no busques por el oriente.
      un saludo

      Eliminar
  5. Hola David:

    Atopé'l to blogue por casualidá va poco tiempu y toi mirando entraes pasaes "p'actualizame". Ganasti un llector más.
    Nesta mesma entrada quixera comentate daqué qu'igual t'interese como datu "per se". Va años, el 19 d'abril del 2003, tuve nesti llugar tan guapu que describes visitando'l dolme. Pero lo más sorprendente foi que, a pocos metros d'él, atopemos una concentración de más de 50 utres. Toes xuntes. Tuvimos contemplándoles un bon ratu, anque daquella la inesperiencia fexo que nun los contara o si lo fice yá nin m'alcuerdo. Amás, tuve mirando por si tovía tenía dalguna semeya y sólo atopé una mui borrosa que nun sé si algamará la categoría de documentu gráficu.
    Namás, p'alantre col blogue!

    ResponderEliminar

Todo el mundo es libre de expresar sus opiniones, pero os agradecería que no escribieseis comentarios anónimos, al menos para tener un nombre al que dirigirse al establecer una conversación. Si no teneis una dirección de correo que permita poner el nombre al inicio, podéis firmalos al final del texto.

No admitiré insultos, el que insulte, falte al respeto a los demás o pretenda hacer de este blog una tertulia de tele5, que sepa que sus comentarios serán eliminados.

Gracias