Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

miércoles, 27 de febrero de 2013

¿Cómo resisten las aves el frío?


La Península ibérica se encuentra situada entre los 42ºN y los 35º N, o sea, en la zona templada del hemisferio norte. Esto hace que a lo largo del año tengamos dos estaciones contrastadas (verano e invierno) y dos estaciones de transición (primavera y verano), en las que las horas de insolación diarias varían considerablemente, lo que tiene un efecto directo sobre la temperatura. Resumiendo, lo normal y predecible es que en invierno haga frío y que las precipitaciones sean abundantes y que en verano las temperaturas sean más elevadas y las precipitaciones más escasas.

Durante las últimas semanas es sorprendente la gran cantidad de noticias que aparecen diariamente sobre el frío y los fenómenos meteorológicos asociados a este descenso de las temperaturas. Es sorprendente porque estamos en febrero, que como todos sabemos, o deberíamos saber, es uno de los meses más fríos del año. La noticia sería que hubiera precipitaciones de nieve en agosto y que en febrero la temperatura media superara los 30ºC.


El hecho de que las diferencias climatológicas estacionales sean algo previsible y regular hace que los seres vivos que habitan en estas latitudes hayan adquirido a lo largo de su proceso evolutivo adaptaciones para resistir estos cambios. Si los cambios fueran impredecibles y aleatorios, la adaptación a los mismos sería prácticamente imposible. Las aves, por ejemplo, tienen numerosas adaptaciones para resistir esas variaciones climáticas y por supuesto el frío, que tanto nos parece preocupar a nosotros.

Las aves son animales de sangre caliente, que tienen un metabolismo más elevado y una temperatura normal que ronda los 40ºC, superior a la de los seres humanos. Aunque esa temperatura puede variar durante el día  dependiendo del clima y de la actividad, para algunas aves pequeñas es un gran desafío mantener esa temperatura tan elevada, sobre todo cuando las temperaturas ambientales bajan demasiado. Este desafío es mucho mayor para aquellas especies de pequeño tamaño, ya que tienen una superficie corporal por la que pierden calor que es proporcionalmente mayor respecto a su volumen corporal que en aves de mayor tamaño.

Estas adaptaciones pueden ser físicas o de comportamiento, entre las físicas destacan las plumas, que proporcionan un aislamiento notable contra el frío, y que además, en muchas especies incrementan su número con plumas adicionales durante la muda post-nupcial. Por otra parte, las patas están cubiertas de escamas que minimizan la pérdida de calor. Y por último, las aves acumulan reservas de grasa que además de servir como aislante son una fuente de energía adicional para generar calor.


Pero aparte de estas adaptaciones físicas, las aves tienen muchas adaptaciones de comportamiento para minimizar los efectos del frío. La primera y más obvia es cambiar de sitio y emigrar a latitudes más templadas durante el invierno. Pero muchas especies no emigran y se quedan todo el invierno entre nosotros y para resistir las bajadas de temperatura han desarrollado varias adaptaciones de comportamiento, entre las que destacan el ahuecamiento de las plumas para crear bolsas de aire e incrementar el aislamiento, exponerse a la radiación del sol durante los días soleados, agruparse en bandos numerosos durante la noche para compartir el calor, o dormir cerca de lugares donde se mantenga cierta calor residual de la luz del día, por ejemplo cerca del tronco o cerca de superficies oscuras.

Por último, en días extremadamente fríos, algunas aves entran en un estado de Torpor o semiletargo, en el que reducen su metabolismo y bajan su temperatura corporal, por lo que requieren menos calorías para mantener el calor necesario para sobrevivir. En algunas especies, pueden bajar su temperatura hasta los 15ºC pero tan sólo un par de especies experimentan un auténtico letargo, como el que tiene lugar en mucha especies de mamíferos. Evidentemente, este estado de torpor hace a las aves más vulnerables a los depredadores y reduce su capacidad de reacción frente a los mismos. Por supuesto, aquellas especies que viven en climas más extremos, como la alta montaña o las zonas polares o circumpolares tienen unas adaptaciones más eficaces para resistir el frío que las que viven en climas templados.

Ante la capacidad de algunas aves de unos pocos gramos de peso para resistir temperaturas tan extremas, resulta aun más ridículo que nuestra especie, que vive en casas con calefacción y dispone de ropa y todo tipo de accesorios para soportar el frío, se queje continuamente de que en invierno haga frío y describa la situación actual como "un auténtico martirio".

3 comentarios:

  1. También lo he pensado estos días al leer en el periódico la queja de los asturianos respecto al clima. Mi queja personal es que precisamente me gustaría que fueran aún más marcadas las estaciones en esta tierra. Y vamos que ójala estuviésemos a -10ºc todos lo días en invierno. Super interesante lo que cuentas del torpor que no pensé que se daba en las aves. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Lo de que sea noticia que haga frío en invierno y calor en verano debe ser consecuencia de la estulticia general que impera en nuestros días en los medios de comunicación.

    Hace años, durante unos días extremadamente fríos encontré un zorzal que apenas volaba y medio atontado, de hecho lo pude coger con las manos, pensé que estaba en las últimas a causa del frío extremo, pero ahora que comentas lo del torpor tal vez fuera eso, y al subir las temperaturas se recuperara, si no se encontró antes con algun depredador menos friolero, claro.

    ResponderEliminar
  3. Interesante a la vez que didáctico.Muy buenes fotos.
    Salud!!

    ResponderEliminar

Todo el mundo es libre de expresar sus opiniones, pero os agradecería que no escribieseis comentarios anónimos, al menos para tener un nombre al que dirigirse al establecer una conversación. Si no teneis una dirección de correo que permita poner el nombre al inicio, podéis firmalos al final del texto.

No admitiré insultos, el que insulte, falte al respeto a los demás o pretenda hacer de este blog una tertulia de tele5, que sepa que sus comentarios serán eliminados.

Gracias