Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 18 de agosto de 2014

La hormiga león, un animal de ciencia ficción

Observando a algunos animales que tenemos a nuestro alrededor, no resulta complicado averiguar de dónde surge la inspiración de muchos guionistas de ciencia ficción a la hora de crear a sus personajes. Mantis religiosas, escarabajos o ciempiés y otros muchos, desconocidos para la mayoría de la gente, son recreados casi exactamente para dar vida a monstruos y extraterrestres, limitándose en muchas ocasiones a aumentarles el tamaño.


En un prado costero, descansaba sobre una hierba después de una noche de actividad un insecto de alas translúcidas ligeramente manchadas de negro. A simple vista parecía una pequeña polilla o incluso una libélula, pero lo cierto es que no se encuentra emparentada con ninguna de ellas.


Cuando nos acercamos un poco más, podemos ver sus antenas en forma de maza, su rostro afilado y sus ojos grandes y metalizados, que son una adaptación para ver de noche. Sus patas están cubiertas de pequeñas púas que les sirven para agarrar a los mosquitos y otros insectos de los que se alimentan. Se trata de un adulto de hormiga león (Orden Neuroptera, Familia Myrmeleontidae) y no son nada fáciles de ver, de hecho, este es el primer adulto que me encontré a pesar de haberlos buscado durante años.

Pero estos insectos son mucho más conocidos durante su fase larvaria que durante su fase adulta. Después del apareamiento, las hembras buscan un lugar adecuado donde depositar los huevos, normalmente un suelo arenoso o con tierra suelta desprovisto de vegetación. Cuando eclosionan los huevos, las larvas fabricarán una trampa en forma de embudo donde se esconderán y esperarán a sus presas.


Una vez construida la trampa, la larva se situará en el fondo. La larva de hormiga león es uno de los depredadores más eficaces entre todos los insectos. Está equipada con las mandíbulas más grandes en proporción a su tamaño de todo el reino animal y con ellas, además de agarrar a sus presas, les inocula una solución enzimática que digiere sus tejidos para luego succionar el líquido resultante.


En la proximidad de la trampa, un hormiguero de hormigas negras (Lasius niger) se encuentra en plena actividad. Un ejercito de pequeñas obreras abandonan su refugio cuando el sol empieza a calentar y se dispersan en todas direcciones en busca de comida. Una de ellas se ha salido de su ruta habitual y ha caído en la trampa. A pesar de sus esfuerzos por salir resbala continuamente y para poner las cosas peor, desde el fondo comienzan a torpedearla con granos de arena que hacen que pierda el equilibrio y caiga de nuevo. 

No hay escapatoria posible y después de unos segundos, dependiendo de la resistencia de la presa, la pequeña hormiga acaba en el fondo de la trampa, donde las mandíbulas del depredador la atraparan para comérsela bajo tierra. 

En este vídeo podéis ver toda la secuencia y apreciar en detalle el aspecto de la larva de la hormiga león.



Quizás ahora, cuando volváis a ver alguna de las películas de ciencia ficción más conocidas, os deis cuenta de que muchos de los terribles monstruos que aparecen en ellas se encuentran bajo nuestros pies y que el mejor guionista sigue siendo la propia naturaleza.


Seguro que Sarlacc, el monstruo que habitaba en el Pozo de Carkoon en el planeta Tatooine, era una hormiga león.

NOTA: haced click en las fotos para verlas a mayor tamaño.

7 comentarios:

  1. Que pasada de bicho, el vídeo es impresionante. Un abrazo David.

    ResponderEliminar
  2. Por el centro son más fáciles de ver y en el sur gozan de un buen tamaño.

    Son de vuelo torpe y corto, pero veloz. El aspecto de su cabeza es muy similar al de su prima, Nemóptera bipennis.

    Hará un par de semanas que una pasó horas en mi salón, asida a una viga, sobre mi cabeza.

    Más cornadas dan los próceres patrios.

    Paco Amor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paco,
      yo hace años que encontré un sitio con varios embudos de larvas, pero adultos no los había encontrado nunca un adulto hasta la semana pasada.

      Como comentaba, en Asturies no tengo nada de información y estaría muy interesado en saber si hay citas previas, porque por mucho que busco no encuentro nada.

      un abrazo

      Eliminar
  3. Entendí que es una emocionante rareza, en tu entorno.

    A ver si hay suerte y te ofrecen más información.

    Paco.

    ResponderEliminar
  4. Como siempre, interesantísimas tus reflexiones y estupendos tus reportajes, con fotos incluidas. Las hormigas león he tenido muchas veces la suerte de alucinar observándolas y dándolas de comer.
    Saludos, Miguel Ángel de la Cruz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Migue, gracias por los comentarios, me alegra verte por aquí.
      Al final este año no nos conseguimos ver, ¿estuvísteis por Cantabria? Te llamo un día de estos y hablamos.
      un abrazo

      Eliminar
  5. Rcuerdo de niña las juntabamos yo y mi prima en frascos aver quien juntaba mas pars luego soltarlas pero mas bien era la sensacion del cosquilleobq sentiamos en la palma de la manooo

    ResponderEliminar

Todo el mundo es libre de expresar sus opiniones, pero os agradecería que no escribieseis comentarios anónimos, al menos para tener un nombre al que dirigirse al establecer una conversación. Si no teneis una dirección de correo que permita poner el nombre al inicio, podéis firmalos al final del texto.

No admitiré insultos, el que insulte, falte al respeto a los demás o pretenda hacer de este blog una tertulia de tele5, que sepa que sus comentarios serán eliminados.

Gracias