Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

viernes, 26 de noviembre de 2021

La histEria interminable: llueve sobre mojado

1) Los ríos se desbordan y ocupan las zonas de dominio fluvial, algo que lleva ocurriendo desde hace millones de años. Las crecidas son un fenómeno natural que ayuda a mantener el equilibrio ecológico y fertiliza las riberas de los ríos. El río no es sólo el cauce por el que discurre el agua en condiciones "normales", sino una zona mucho más ampia que incluye las zonas inundables.


2) Las confederaciones hidrográficas publican mapas de riesgo donde se señalan claramente aquellas zonas susceptibles de inundarse y donde no se puede edificar.


3) Los ayuntamientos se pasan esos mapas por el arco del triunfo, permiten edificar de todas formas. Incluso la propia administración construye hospitales y colegios en zonas de inundación. No pasa nada, no hay responsabilidades.


4) Tras varios días de lluvias intensas, los ríos se desbordan y el agua ocupa las zonas señaladas en los mapas de riesgo. Las inundaciones llenan la primera plana de los periódicos, los daños se tasan en millones de euros y desgraciadamente en muchas ocasiones se producen daños personales.

5) La población afectada pide explicaciones a la administración y critica a la confederación hidrográfica por no "limpiar" ni "dejar limpiar el río. Esa "limpieza" no consiste en eliminar las toneladas de basura que todos los años se tiran al río, es otro tipo de limpieza. 


6) La administración calla y otorga, encarga a varias empresas el dragado del cauce y la eliminación de árboles de las riberas y troncos caídos. De esta forma se cambia la morfología del río, se rompe su equilibrio hidromorfológico, se eliminan los sedimentos, una parte clave del ecosistema fluvial, se elimina la vegetación ribereña, que entre otras cosas regula la corriente y sostiene la estructura del río, se elimina madera muerta, que es clave en el ciclo de la materia y la energía y se matan millones de seres vivos. 


La "limpieza" destroza el río y paradójicamente incrementa exponencialmente el riesgo de futuras inundaciones. Además, esas actuaciones se hacen por el procedimiento de urgencia, sin estudios de impacto ambiental y sin trámite de información pública.

7) La gente se olvida durante unos meses, la administración respira, varios millones de euros se han ido por el desagüe con la riada, junto a miles de árboles y toneladas de sedimentos, que habrían fertilizado las vegas de los ríos tras los episodios de inundación.

8) Pasan unos meses y vuelve a llover con intensidad. Los ríos se vuelven a desbordar. La frecuencia de esos episodios aumenta debido a los efectos del cambio climático. 


9) La gente que vive en las riberas del río y a las que los ayuntamientos les dio permiso para edificar en zonas anegadizas protesta porque sus casas se han inundado. Los propios ayuntamientos también culpan a la Confederación hidrógráfica, a pesar de no hacer caso de sus informes. Tanto la gente como los ayuntamientos ya conocen al culpable: la falta de "limpieza" del río.

10) La administración calla y otorga, se vuelve a gastar millones de euros de dinero público en dragar los cauces, en encauzarlos y hacer escolleras, en eliminar árboles de ribera y madera muerta.

11) Los cauces empeoran por las "limpiezas anteriores", el agua cada vez baja con más fuerza, no hay árboles de ribera que sujeten los taludes, ni obstáculos que reduzcan su velocidad. (Os recomiendo leer este artículo del Dr. Alfredo Ollero, profesor de Geografía física y científico fluvial)

12) Vuelve a llover con fuerza, y los ríos se vuelven a desbordar, esta vez provocan más daños porque los cauces cada vez están peor tras las recurrentes "limpiezas", aún así se siguen haciendo porque "hay que hacer algo".

13) Con un poco de suerte, después de una campaña de dragado y limpieza habrá elecciones. La administración alardeará de sus actuaciones de limpieza y encauzamiento y del dinero invertido para sacar tajada electoral. La oposición en ese momento también intenta sacar tajada electoral y exige más limpiezas. No se quiere solucionar el problema, solo dejar pasar el tiempo. De paso, quién sabe si parte de ese dinero público despilfarrado en limpieza irá a parar a alguna empresa "amiga". 

14) y vuelta a empezar

(Ni políticos, ni gestores, ni alcaldes asumen la más mínima responsabilidad por ignorar los avisos recurrentes, por ignorar lo que dice la ciencia, por arriesgar vidas humanas, por destrozar el medio ambiente y por despilfarrar millones de euros de dinero público en actuaciones inútiles y contraproducentes)

15 comentarios:

  1. Muy buena lectura del problema David. Algo así sucede cada x tiempo con los incendios forestales, no se toman medidas eficaces (acotar zonas quemas, quitar subvenciones, perseguir a los delincuentes, poner coto a los eucaliptos,...), y a esperar la próxima oleada de incendios, declaración de zona catastrófica, ayudinas, más dinero para helicópteros, más bomberos, y todo sigue igual, vuelta a empezar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre es igual, resulta muy cansino repetir lo mismo una y otra vez, y comprobar que ni se aprende ni se quiere aprender. Pasa con todo lo relacionado con el medio ambiente.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. el mercado, la estupidez y la demagogia. Un coctel muy peligroso

      Eliminar
  3. Estupendo articulo! me asalta la duda de (cambiando de tercio) que harán con el tema sanitario! legislar a las bravas en plan "tabula rasa" y así los políticos podrán respirar con la ayuda de la maquinaria mediática. En fin...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tema sanitario es completamente distinto. Hay un consenso científico sobre el tema de las vacunas, que por ahora, junto a la prudencia, son los mejores remedios.

      Eliminar
  4. Y como no ahí está La Nueva Engaña ¡¡una vez mas¡¡ en una de sus cruzadas de desinformación y mentiras y chusquedad periodística, estos si que vuelven periódicamente como las riadas.
    Le falto una de sus frases estrella "Los vecinos claman...." hacer la prueba en google de cuantas noticias tienen con ese titular.. uno de los esloganes favoritos de La Nueva autoproclamandose la voz de los habitantes de esta región para cualquier tema:
    "no se deja limpiar el monte de alimañas" osea no nos dejan matar todo lo que se mueva, no se deja "limpiar el monte de matorral" es decir quemar todo lo que se pueda y no se deja "limpiar" los ríos es decir hormigonar cauces y hacer canales en vez de ríos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. lo habitual: alimañas, parientes asturianos,inundaciones, incendios provocados por el viento, etc, etc

      Eliminar
  5. Cabe añadir, a los técnicos funcionarios no se les escucha e incluso representan un problema para el político y además no se refuerzan estos puestos de funcionarios que son vitales para un planteamiento correcto de las soluciones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí se actua a golpe de presión y de prensa. Ni se educa a la población y se le explican las cosas, ni se escucha a los científicos que llevan décadas diciendo que esas supuestas limpiezas son absurdas y contraproducentes. Pero lo peor es que ni siquiera se aprende de los errores, porque todos los ríos desbordados ya han sido dragados y "limpiados", y cada año, los efectos de las inundaciones son peores.

      Eliminar
  6. No tenemos remedio. Menos mal que me queda poco en el convento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pues nos cagamos dentro, eso es lo que se está haciendo, quede o no quede tiempo.

      Eliminar
  7. Otro magnífico artículo. Muchas gracias, no te imaginas en la cantidad de discusiones de cuñados que me va a ayudar y la de explicaciones que me ahorrará.

    ResponderEliminar
  8. Hola muy buena publicación y muy bien explicado pienso que cualquiera persona sin estudios que se fije en la configuración del terreno y la cercanía de las cuencas fluviales se dará cuenta que clase de terreno es propenso a argallos, o sea terreno inundable en fin que se permita construir en esos terrenos me parece una desfachatez soy José saludos

    ResponderEliminar

Todo el mundo es libre de expresar sus opiniones, pero os agradecería que no escribieseis comentarios anónimos, al menos para tener un nombre al que dirigirse al establecer una conversación. Si no teneis una dirección de correo que permita poner el nombre al inicio, podéis firmalos al final del texto.

No admitiré insultos, el que insulte, falte al respeto a los demás o pretenda hacer de este blog una tertulia de tele5, que sepa que sus comentarios serán eliminados.

Gracias