domingo, 1 de marzo de 2009

Escapada a Galicia: Gaviota polar y porrón de collar

Este fin de semana me fui a pasar unos días a Galicia, y aprovechando que estaba en Vigo me acerqué hasta la zona de Bayona. En la desembocadura del río Muiños, en la playa de Panxón, había un grupo de gaviotas bañándose, entre varias gaviotas patiamarillas y sombrías había alguna gaviota cabecinegra, alguna reidora y una que destacaba entre todas ellas por su color blanco casi puro. Se trataba de una Gaviota polar (Larus glaucoides) de segundo año.



Este año ha sido un año espectacular para las gaviotas blancas, tanto para la Gaviota polar o groenlandesa como para el Gavión hyperboreo (Larus hyperboreus). Todos los años se presenta algún ejemplar de estas dos especies, sobre todo en la costa norte de la Península Ibérica, pero este año han aparecido varias decenas repartidas por todas las costas de la Península, desde Euskadi hasta Cádiz, aunque la mayoría de las citas se han concentrado en las costas gallegas. Lo más probable es que los vientos del norte asociados a los fuertes temporales que tuvieron lugar a principios de años hayan arrastrado a estas aves desde el norte. Muchas de ellas ya se han marchado a sus lugares de residencia habítuales y las que quedan probablemente lo hagan en breve.



A la vuelta me pasé por Ourense a ver si continuaba en el Miño el porrón de collar que había sido descubierto en diciembre del año pasado y que ya había visto a principos de enero. Y allí estaba, acompañado de unos pocos porrones moñudos y exactamente en el mismo sitio donde lo había localizado la última vez. Se alimentaba continuamente de plantas acuáticas que arrancaba del fondo en sus contínuas inmersiones. Me imagino que también se marchara en breve porque ya se acerca la época de reproducción, pero su viaje será más largo ya que deberá volar hasta Norte América.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todo el mundo es libre de expresar sus opiniones, pero os agradecería que no escribieseis comentarios anónimos, al menos para tener un nombre al que dirigirse al establecer una conversación. Si no teneis una dirección de correo que permita poner el nombre al inicio, podéis firmalos al final del texto.

No admitiré insultos, el que insulte, falte al respeto a los demás o pretenda hacer de este blog una tertulia de tele5, que sepa que sus comentarios serán eliminados.

Gracias

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...