Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

viernes, 16 de noviembre de 2012

Homo cerdus

Compartiendo la basura con el prójimo en Llanera, Asturies.

Si tuviéramos que definir a la especie humana por una característica única, una característica que la diferenciara del resto de especies animales, esa sería su extraordinaria capacidad para producir basura. En el año 2008, los ciudadanos de la Unión Europea generamos 2615 millones de toneladas de residuos, todo un record para una población de 510 millones de personas. Algunos dirán que la inteligencia nos define mejor, pero si consideramos inteligencia como la capacidad de resolver problemas, o incluso como la capacidad de entender y comprender, hay muchas especies animales, no solo de mamíferos superiores, sino incluso algunos moluscos como pulpos o calamares, que se pueden considerar inteligentes.

Así que asumámoslo, somos únicos y especiales en algo, somos fábricantes compulsivos de mierda. Pero no sólo somos capaces de producir millones de toneladas de basura al año, sino que en una prueba de generosidad sin límites, compartimos esa basura con el resto de especies para que disfruten de ella como nosotros. Y la repartimos y la enviamos lejos, aprovechando ríos y mares para que todos los organismos tengan su porción y no se sientan discriminados.

Martinete en el Río Nalón disfrutando de nuestra generosidad

Mientras que los primeros representantes de nuestra especie generaban residuos orgánicos, como el resto de animales, a medida que nuestra especie fue "progresando", la variedad de residuos aumentó y actualmente, la mayoría de nuestra basura ya no se degrada, sino que se acumula durante años e incluso siglos, formando bonitos mosaicos multicolores en cada rincón del planeta.

Albatros poco agradecido después de suicidarse comiendo nuestras generosas ofrendas

En el Océano Pacífico hace unos años que se formó una nueva isla, su superficie es de 1.400.000 kilómetros cuadrados y está compuesta totalmente de basura, principalmente plásticos. No ha hecho falta ninguna erupción volcánica, nosotros solos lo hemos logrado. Chris Jordan, del que ya he hablado varias veces en este blog, ha filmado varios vídeos sobre esa isla y sobre sus efectos sobre la fauna.

Basura en una playa de Novellana, Asturies

Cada vez tengo menos dudas de que en 1758, cuando Linneo propuso el nombre científico de Homo sapiens, al considerar la sabiduría como el  rasgo más característico de nuestra especie, aun no tenia todas las piezas del puzzle. Estoy seguro de que si el bueno de Carolus hubiera vivido en la actualidad, no habría dudado en nombrar a nuestra especie como Homo cerdus, con todo el respeto para los cerdos, que son unos animales mucho más limpios que nosotros.

NOTA: la tercera acepción de la palabra cerdo en el diccionario de la RAE ya tiene en cuenta esta faceta humana tan caracteristica: "coloq. puerco (hombre sucio. U. t. c. adj."

10 comentarios:

  1. Homo cerdus es quizá ofensivo para los pobres cerdos que en muchas ocasiones son más limpios y sobre todo reciclan y reaprovechan bastante más que el género Homo.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, los cerdos no son limpios porque son los hombres los que los mantienen en esas condiciones. El hombre, en cambio, disfruta llenandolo todo de mierda. somos así.

      Eliminar
  2. Pues si, somos lo peor que hay. Así nos va. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Pues si vieras un barrio que hay aquí cerca en un pueblo grande, en un barrio de esos que llaman de segregados, tienen todos los servicios municipales incluidos los contenedores para basura frente a los portales, pues los segregados lanzan la basura a la parte trasera de los edificios desde las terrazitas de sus cocinas para no molestarse en bajarlas, segregados, sin trabajo, sin nada que hacer, pues tampoco con la más mínima consideración por su salubridad, ratas, gatos, perros, un horror tener que pasar por allí. La verdad es que da miedo la condición humana, el egoísmo,
    el culto a lo propio y el desprecio a lo común.

    ResponderEliminar
  4. Un blog muy interesante,te agrego al mio desde hoy.Saludos

    ResponderEliminar
  5. Vaya, es el resultado fiel que escenifica la gestión medioambiental de gobiernos peperos y sociatas; supongo que, el resto de partidos políticos que quedan por llegar al poder, si algún día lo consiguen, continúen incrementando la misma obra. Enhoraguarros.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Procuremos no dar muchas patadas al vocabulario latino: mejor Homo porcus, que se va a entender igual. Por lo demás, muy acertado.

    ResponderEliminar
  7. Pues ojala abrieramos los ojos y nos pusieramos las pilas "reciclemos" no es dificil, y hasta ahorramos dinero.

    Mas coraje da porque luego cuando nos inundamos siempre queremos culpar al gobierno pero no nos damos cuenta de todo lo que aportamos para que pase ello, no es dificl pon la basura en su lugar, separa y recicla.

    Demostremos que si somos inteligentes y cuidemos a los mas "desprotegidos" que son los aminales.

    ResponderEliminar

Todo el mundo es libre de expresar sus opiniones, pero os agradecería que no escribieseis comentarios anónimos, al menos para tener un nombre al que dirigirse al establecer una conversación. Si no teneis una dirección de correo que permita poner el nombre al inicio, podéis firmalos al final del texto.

No admitiré insultos, el que insulte, falte al respeto a los demás o pretenda hacer de este blog una tertulia de tele5, que sepa que sus comentarios serán eliminados.

Gracias