Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

jueves, 27 de octubre de 2016

¿Estamos a setas o estamos a Rolex?

El otoño es la temporada de las setas por excelencia. Aunque pueden aparecer durante cualquier época del año, es durante estos meses cuando son más abundantes, tanto en número como en variedad de especies. Es suficiente con que llueva un poco y después haga un poco de calor para que los bosques y prados se llenen de los cuerpos fructíferos de estos hongos. Porque las setas son los cuerpos fructíferos de los hongos, sus órganos reproductores que darán lugar a las esporas con las que los hongos se propagan.

Peu de llobu joven (Lycoperdon caelatum)

Las formas, colores y tamaños de las setas es proporcional al número de hongos que las producen. Podríamos decir que no hay dos setas iguales. Las setas más conocidas por todos son las que tienen un pie y un sombrero, pero aparte de estas las hay gran cantidad de formas: redondas, achatadas, planas, filamentosas y dentro de cada una de estas con multitud de colores: rojas, blancas, verdes, azules, etc. 

Boletus erythropus. Comestible pero similar a otras especies que no los son

Y por si esto fuera poco, muchas son comestibles, lo que ha hecho que haya muchas personas que se hayan aficionado a recogerlas. Pero no todo es así de bucólico, entre las muchas especies comestibles hay otras muchas que son tóxicas e incluso pueden llegar a ser mortales, como la Amanita phalloides, que es la que ha causado más muertes en nuestro país ya que se suele confundir con otras especies. Esta seta ha pasado a la historia por ser la causante de la muerte de algunos personajes muy famosos, como el emperador Claudio que murió después de que su esposa, Agripina, le sirviera un plato de ellas en la cena. También Carlos VI de Habsburgo, murió al consumirlas, no se sabe si por error o también porque alguien cercano lo invitó a una cena indigesta.

Amanita phalloides. Mortal de necesidad

Los últimos fines de semana salí en varias ocasiones a buscar setas, aunque en mi caso y dado que no soy ningún experto ni mucho menos, me limité a recoger aquellas que conocía con total seguridad y que no tenían posibilidad de error. Tuvimos la suerte de encontrarnos con un montón de Níscalos (Lactarius deliciosus), reconocibles por su aspecto e inconfundibles porque al cortar el pie desprenden un líquido anaranjado muy característico.


Pero aparte de recoger unas pocas especies, me entretuve fotografiando a la mayoría de ellos, que no conocía o que si las conocía, sabía que eran tóxicas o como mínimo insípidas y no recomendables para su consumo. Algunas de ellas, como la Amanita muscaria, seguramente la más reconocible por todos, porque nos la imaginamos con un par de gnomos viviendo en ella, es una seta preciosa que 

Amanita muscaria. Arriba, antes de abrirse completamente

Esta seta es una de las más bonitas y más fotogénica, sobre todo cuando después de abrirse aún conserva las manchitas blancas características, que son restos de la cobertura externa que se suelen caer después de un tiempo o tras una lluvia copiosa.

El mejor consejo que se puede dar si salís estos días a buscar setas es que solo cojáis aquellas especies de las que estéis completamente seguros de que son comestibles y ante la menor duda, lo mejor es dejar la seta donde estaba. Hay numerosas guías e incluso varias aplicaciones móviles donde podréis entrenaros en su reconocimiento, pero lo mejor es acudir a una sociedad micológica donde nos identificarán cualquier ejemplar o mejor aún salir acompañados de alguien experto.

Amanita excelsa, muy parecida a la Amanita pantherina, que es tóxica 

Y si no recogéis ninguna no pasa nada, siempre os podréis fotografiarlas o simplemente disfrutar de un paseo por el bosque, en la que sin duda es la estación más bonita del año.



Mañana por la noche termina el plazo para votar a los PREMIOS BITÁCORAS. Si quires votar a este blog en la Categoría de EDUCACIÓN Y CIENCIA, haz clic en ESTE ENLACE. Debéis daros de alta en Bitácoras o ingresar directamente con vuestra cuenta de Facebook o Twitter. Luego solo tenéis que bajar en la página y hacer clic en VOTAR.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todo el mundo es libre de expresar sus opiniones, pero os agradecería que no escribieseis comentarios anónimos, al menos para tener un nombre al que dirigirse al establecer una conversación. Si no teneis una dirección de correo que permita poner el nombre al inicio, podéis firmalos al final del texto.

No admitiré insultos, el que insulte, falte al respeto a los demás o pretenda hacer de este blog una tertulia de tele5, que sepa que sus comentarios serán eliminados.

Gracias