Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

domingo, 14 de junio de 2009

El territorio del Azor


En un árbol dentro de un bosque mixto de robles y castaños a escasos kilómetros de Uvieo (Asturies), una pareja de azores (Accipiter gentilis) ha instalado su nido. Hace unos meses, cuando los árboles aun no se habían cubierto de hojas una pareja de esta especie había empezado a construir una plataforma de grandes dimensiones en la horquilla de un árbol, comenzando poco después la incubación de sus huevos.

Desde entonces, y con el fin de no molestar a la pareja durante la reproducción, no visitamos la zona hasta el viernes pasado cuando si había pollos ya estarían crecidos, y el éxito de la cría ya estaría asegurado.

Al acercarnos pudimos observar que al menos había dos pollos de buen tamaño levantados sobre la estructura del nido, aunque mas tarde pudimos comprobar que eran tres, ya que uno de ellos permanecía echado. Estaban casi completamente emplumados y sólo tenían algunos restos de plumón, sobre todo en la cabeza. Dentro de un par de semanas abandonarán el nido, pero aun dependerán de sus padres durante unos días mas mientras aprenden a cazar y a valerse por si mismos.



El azor es una rapaz forestal del tamaño de un ratornero (Buteo buteo) que tienen una envergadura de unos 120 cm y que depende totalmente del bosque. Sus alas redondeadas y su larga cola están especialmente diseñadas para maniobrar entre los árboles, al contrario que otras rapaces de alas largas y delgadas más adecuadas para planear.

Su alimentación se compone casi totalmente de aves de mediano y gran tamaño, como zorzales, palomas y córvidos. Durante los últimos años, esta rapaz parece haberse beneficiado del aumento de la población de palomas torcaces (Columba palumbus) y ha recolonizado algunos bosques en los que hacía tiempo que no estaban presentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todo el mundo es libre de expresar sus opiniones, pero os agradecería que no escribieseis comentarios anónimos, al menos para tener un nombre al que dirigirse al establecer una conversación. Si no teneis una dirección de correo que permita poner el nombre al inicio, podéis firmalos al final del texto.

No admitiré insultos, el que insulte, falte al respeto a los demás o pretenda hacer de este blog una tertulia de tele5, que sepa que sus comentarios serán eliminados.

Gracias