Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

miércoles, 17 de junio de 2009

¿Por qué siguen criando los ostreros en Asturies y Galicia?

Ostrero en vuelo territorial en Os Farallons

El Ostrero (Haematopus ostralegus) es una especie de limícola muy abundante en el norte de Europa, donde nidifica en playas, praderías costeras, e incluso en sitios sorprendentes como rotondas, arcenes y tejados. Por el contrario, en la Península Ibérica aunque es común como invernante es muy escaso como reproductor, con una población estimada entre las 50 y las 60 parejas, la mayoría en el Delta del Ebro.

En el occidente de Asturies y en algunos islotes de la costa de Lugo se encuentra la segunda población ibérica más importante después de la del Delta. Esta población es muy pequeña y en los mejores años no suele pasar de las 15 parejas reproductoras y permanece relativamente estable desde hace más de dos décadas. Su éxito reproductor es bajísimo y no suele superar los 3 pollos volados anualmente entre todas ellas (0-0,25 pollos/pareja), siendo muchos los años en los que no llega a volar ni uno solo.

Illas dos Farallons, en primer plano zona de cría del ostrero

A la vista de estos datos de productividad parece imposible que una población pueda mantenerse durante mucho tiempo, pero sorprendentemente esta población aguanta y no desaparece. Este hecho sólo podría explicarse por inmigración de individuos desde el norte de Europa o porque los individuos observados desde hace décadas fueran los mismos que se observan ahora.

Para confirmar estas hipótesis sería necesario marcar a los ostreros, tanto pollos como adultos, para de esta forma poder seguirlos y obtener información sobre sus movimientos y su longevidad. Hasta el año 2007 sólo se habían marcado unos pocos pollos con anillas metálicas en las Illas dos Farallons (Cervo, Lugo) y en la costa occidental de Asturies, todos ellos en la década de los 80 del siglo pasado. Debido a esto, en ese año, Manolo F. Pajuelo, Jorge Mouriño y yo decidimos pedir un permiso para anillar ostreros con anillas de PVC, tanto en Lugo como en Asturies, con el fin de estudiar el comportamiento de esta población e intentar comprender cómo era posible que esta población se siguiera manteniendo en el tiempo.

Pollo de ostrero en Os Farallons

En Galicia no hubo ningún problema para conseguir el permiso pero en Asturies nos fue denegado porque según los responsables de la Consejería de Medio Ambiente del Principado, los riesgos potenciales del estudio eran mayores que los beneficios que se obtendrían del mismo. Resumiendo, y en un lenguaje fácilmente entendible, se cumlpía una de las máximas de la Administración asturiana: prefiero que se quede todo como está a que pase algo y carguemos nosotros con las culpas (curiosamente para matar institucionalmente cormoranes grandes y lobos, incluso dentro de un parque nacional, no hay ningún escrúpulo ni cargo de conciencia).

Mientras tanto, y basándose exclusivamente en suposiciones e ideas luminosas, en el Plan de conservación del hábitat del Ostrero en el Principado de Asturias se sigue culpando a las Gaviotas patiamarillas de comerse a los pollos (hecho que nunca ha sido confirmado) y al turismo playero de molestar a los adultos cuando incuban provocando la deserción del nido. Lo cierto es que no se tiene ni idea de lo que ocurre, ya que nidos controlados casi a diario durante la reproducción y en los que no se produce ninguna molestia, fracasan inexplicablemente.

Pareja de ostrero en Os Farallons, a la derecha individuo anillado de 22 años de edad

Hace un par de días me escribio Jorge Mouriño para darme una noticia sorprendente, había estado en Os Farallons y había conseguido leer la anilla metálica de uno de los miembros de una pareja reproductora de la isla. Hace un par de años ya lo habíamos visto allí pero no la habíamos conseguido leer. Se trataba de uno de los ostreros que Andrés Bermejo había anillado como pollo en esa misma isla en 1987, hace 22 años.

Esta observación podría ser la respuesta a la pregunta inicial de por qué aun siguen criando los ostreros en Asturies y Galicia. Aunque pueda sonar absurdo, es posible que muchas de las parejas reproductoras que se descubrieron en Asturies a mediados de los años 80 del siglo pasado sean las mismas que siguen criando ahora (hay que tener en cuenta que la longevidad máxima de esta especie es de 35 años). Todo parece indicar que la población astur-galaica de Ostrero es una población residual, condenada a la extinción cuando desaparezcan los pocos individuos reproductores que quedan en ella.


Gaviota patiamarilla y Ostrero en Os Farallons

Esta población ha visto como sus zonas naturales de cría (playas de arena y cantos) han sido invadidas por hordas de turistas durante la reproducción, por lo que los ostreros se han visto obligados a nidificar en lugares subóptimos para la especie como los islotes costeros. Estos islotes se encuentran muy expuestos a los temporales de viento y lluvia, que como ya ha sido confirmado al menos en una ocasión por Adrián Vigil, son capaces de arrastrar a los pollos volantones a la mar donde mueren irremediablemente, lo que no ocurriría en una playa resguardada.

La única manera de proteger a esta especie sería acotando ciertos tramos de playa áptos para la cría, pero parece que esta idea es ciencia ficción ya que ningún político, alcalde o gestor estaría dispuesto a tomar esa decisión. Por otra parte sería imprescindible anillar a los ostreros para conocer su dinámica poblacional, ya que si no se conoce el problema nunca se podrá encontrar una solución al mismo, y seguiremos como hasta ahora, mirando hacia otro lado hasta que se muera de viejo el último ostrero cantábrico.

8 comentarios:

  1. En fin, no sé qué comentar. Muy triste. Otra vez las Administraciones por medio.

    ResponderEliminar
  2. Hola Toño y Mamen, gracias por los comentarios. Y lo de la Administración, pues en fin, ya no se ni que contar porque es más de lo mismo.
    un saludo

    ResponderEliminar
  3. Vergonzoso lo de la administración asturiana, no sólo no fomenta la investigación, sino que la impide.
    ¿Ante quién rinden resposabilidades esa panda de incompetentes?

    ResponderEliminar
  4. ante nadie, bueno perdón, ante los pescadores y los cazadores, que mandan mucho. No solo rinden responsabilidades, sino que les rinden pleitesía, que es mucho mas triste.

    ResponderEliminar
  5. Te felicito por tan extenso y buen artículo.

    Lo de que la política entorpezca, trabe totalmente o paralice actividades científicas no es nada nuevo por desgracia.

    Hoy en día, a un político o le comes el coco diciendole que tus trabajos tienen aplicaciones positivas para la población humana, o no te da cuartelillo. Eso o que seas cazador.

    No hay que olvidar que los políticos han pasado de una vida de deberes para con su pueblo a una vida puramente publicitaria, en el que el objetivo de ser elegido por tu buena actuación ha sido sepultada por el objetivo de hacer sólo cosas destinadas a la reelección, que es un camino mas fácil.

    Pero como suele ocurrir, el camino fácil es a menudo el camino equivocado.

    Salu2,
    -- Matchet

    ResponderEliminar
  6. Veo que la cosa por el norte está igual que aquí (Albufera de Valencia), mucho abrir reservas pero poca mano en asuntos de conservación, dejando lanzarse a perder muchas colonias de aves, en nuestro caso, canasteras y charrancitos mayoritariamente, que criarán mientras existan parcelas en obras que les permitan encontrar tranquilidad y zonas de tierra despejada. Y del mismo modo, los cazadores tienen todas las facilidades que les da la gana.

    PD: No tenía ni idea de que el ostrero criara en el Delta del Ebro, por aquí en migración pasan poquísimos, de hecho yo no lo he llegado a ver todavía.

    Saludos,
    Miguel

    ResponderEliminar

Todo el mundo es libre de expresar sus opiniones, pero os agradecería que no escribieseis comentarios anónimos, al menos para tener un nombre al que dirigirse al establecer una conversación. Si no teneis una dirección de correo que permita poner el nombre al inicio, podéis firmalos al final del texto.

No admitiré insultos, el que insulte, falte al respeto a los demás o pretenda hacer de este blog una tertulia de tele5, que sepa que sus comentarios serán eliminados.

Gracias