Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

viernes, 12 de febrero de 2010

La muerte de la ballena


Ayer apareció en la playa de Bañugues el cadáver de un Rorcual aliblanco (Balaenoptera acutorostrata). Se trataba de un ejemplar juvenil, ya que con sus 5 metros y medio de largo tenía aproximadamente la mitad de tamaño que los adultos de su especie, que pueden alcanzar los 10 metros de longitud y un peso de 10 toneladas. A pesar de su gran tamaño en relación a los animales que estamos acostumbrados a encontrarnos varados en las playas, se trata de la especie más pequeña y abundante de todos los cetáceos misticetos (ballenas con barbas o ballenas verdaderas), entre los que se encuentra el animal más grande que existe y ha existido nunca en nuestro planeta, la Ballena azul (Balaenoptera musculus), mayor incluso que los mayores dinosaurios.

Aleta pectoral con el característico parche blanco de esta especie

El pequeño rorcual parecía haber muerto hacía muy poco tiempo, quizás menos de una semana, ya que se encontraba en perfecto estado y sólo se apreciaban pequeñas cicatrices superficiales, probablemente producidas por la mar al golpear su cuerpo inerte sobre las rocas del pedrero. Los varamientos de cetáceos, sobre todo delfines, son frecuentes en las costas del Cantábrico, y aunque los de grandes cetáceos son menos habituales, de vez en cuando nos sorprende la aparición de alguno de estos enormes mamíferos, como el rorcual común (Balaenoptera physalus) que se encontró en enero de este año en la playa de Oles, o el gigantesco cachalote encontrado flotando en agosto de 2007.



No se de que habrá muerto, puede que haya varado accidentalmente después de desorientarse, puede que haya chocado con un barco de gran tamaño o quizás se haya muerto por causas naturales, pero al ver su enorme cuerpo muerto sobre las rocas y sus ojos sin vida es difícil no sentirse un poco culpable.

7 comentarios:

  1. Que pena verlos así y no poder verlos como antaño, desde cualquier punto de la costa.
    Te escribo desde Candás, antigua zona de pesca ballenera, sabido por los restos encontrados en la dársena durante las últimas obras del puerto.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Por este rincón noroeste de la península es frecuente que, de cuando en vez, aparezcan sus cuerpos sin vida en la playa. Resulta triste y hace que uno se cuestiones muchas cosas, ¿verdad?
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Hola Mabel,
    gracias por tu visita. Si, Candás fue uno de los puertos balleneros de Asturies hasta entrado el siglo pasado, como Llastres, Tazones, Xixón, Puertu Vega y otros muchos. En aquella época había tantas que se cazaban incluso desde pequeñas embarciones desde la costa. Así se llegaron a extinguir algunas especies en nuestras aguas, como la ballena vasca.
    un saludo

    ResponderEliminar
  4. Hola a todos:

    El fin de semana pasado, dentro del puerto de Lastres, muy cerca de la bocana, se metió un pequeño rorcual aliblanco. Marco García Gala le sacó un vídeo con la cámara compacta digital. ¿Quizá el mismo de ahora? Quien sabe.

    Saludos.

    Nacho.

    ResponderEliminar
  5. Es una pena que cada dia aparezcan mas noticias de este tipo en prensa y television.

    y estoy contigo, es dificil no ver un animal asi en la naturaleza y no sentirte culpable.

    Un saldudo.

    http://bitacoradelvientomontanasdeburgos.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. Bastante raro de ver varado (se hunde al morir) y muy interesante, luego habrá muerto cerca de la costa. Sólo recuerdo otro que abrimos en Experimentación pesquera en Gijón hace tiempo. Por lo que se ve en la foto parece una hembra... ¿se lo has comentado a Conchi?

    pvaldes

    ResponderEliminar
  7. Hola Pablo, me imagino que Mari conchi ya lo sabrá porque salió en el periódico un par de veces, de todas formas se lo comentaré mañana en la facultad.
    un saludo

    ResponderEliminar

Todo el mundo es libre de expresar sus opiniones, pero os agradecería que no escribieseis comentarios anónimos, al menos para tener un nombre al que dirigirse al establecer una conversación. Si no teneis una dirección de correo que permita poner el nombre al inicio, podéis firmalos al final del texto.

No admitiré insultos, el que insulte, falte al respeto a los demás o pretenda hacer de este blog una tertulia de tele5, que sepa que sus comentarios serán eliminados.

Gracias