Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

martes, 11 de agosto de 2009

Mariposas migradoras

Mariposa de los cardos (Vanessa cardui)

Normalmente asociamos el fenómeno de la migración a las aves. Sabemos que muchas especies que se reproducen aquí, como vencejos, golondrinas o cigüeñas, a finales de verano cruzan el estrecho de Gibraltar para pasar el invierno en África, mientras que otras especies que crían en el norte de Europa empiezan a llegar ahora para pasar el invierno con nosotros.

Lo que mucha gente desconoce es que algunos insectos también emigran en busca de un mejor clima, y que en ocasiones, como ocurre en algunas especies de libélulas, llegan a realizar viajes de ida y vuelta de hasta 18.000 kilómetros, desde el sur de la India hasta África meridional, lo que constituye la migración más larga realizada por un insecto, y superior a las de muchas especies de aves. Hasta hace poco se consideraba que la migración más larga de los insectos era la de la Mariposa monarca (Danaus plexippus) que viajaba hasta 4.000 kilómetros desde el sur de Canadá hasta México, donde formaba espectaculares concentraciones de millones de individuos.

Pero no hace falta irse a la India o a Norte América para encontrar mariposas migradoras, una de nuestras especies de mariposas, bastante abundante en la cornisa cantábrica, también emigra desde África hasta nuestros campos al llegar la primavera. Se trata de la mariposa de los cardos (Vanessa cardui), que pertenece a la familia de los Ninfálidos, y este año ha sido especialmente bueno para ellas. Quizás muchos nos hayamos fijado que a lo largo de esta primavera y verano la presencia de esta especie está siendo mucho mayor que en años pasados, siendo especialmente notable en primavera cuando aparecieron por todos los sitios, desde el nivel de mar hasta la montaña. Algunas se quedaron en Asturies a reproducirse pero otras llegaron a cruzar los Pirineos en su viaje hacia el norte de Europa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todo el mundo es libre de expresar sus opiniones, pero os agradecería que no escribieseis comentarios anónimos, al menos para tener un nombre al que dirigirse al establecer una conversación. Si no teneis una dirección de correo que permita poner el nombre al inicio, podéis firmalos al final del texto.

No admitiré insultos, el que insulte, falte al respeto a los demás o pretenda hacer de este blog una tertulia de tele5, que sepa que sus comentarios serán eliminados.

Gracias