Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

miércoles, 5 de noviembre de 2008

El parto de la salamandra

Tal como había comentado en un post anterior, este mes coincide con la época de apareamientos y partos de las salmandras (Salamandra salamandra). Los partos ocurren por la noche y generalmente tienen lugar debajo de hojas o en pequeñas madrigueras para evitar el riesgo de que las crías recién nacidas sean depredadas.

El otro día tuvimos la suerte de ver en directo el parto de una salamandra, y las imágenes que cuelgo aquí probablemente sean de las pocas que se han conseguido sacar de este momento. Dentro del estudio que estamos realizando actualmente sobre ésta especie capturamos unos cuantos ejemplares para medirlos, fotografiarlos, obtener muestras para estudios genéticos y posteriormente soltarlos de nuevo en el lugar de captura. Cual sería nuestra sorpresa cuando comprobamos que de la cloaca de una de las hembras aparecía algo extraño. Al mirarlo con detalle pudimos comprobar que se trataba de la cola de una cría que estaba a punto de nacer.

El parto duró más de una hora y al cabo de ese tiempo la hembra parió un total de cuatro crías, que como se puede ver en las fotos eran una réplica perfecta del adulto y además de un tamaño considerable.
Las salmandras tienen una característica que las hace muy especiales. Hay algunas poblaciones que son ovíparas, ponen sus huevos en las masas de agua y de ellos saldrán unas larvas con branquias que se desarrollarán hasta la metamorfosis. Otras poblaciones, por el contrario, son vivíparas y pueden parír sus crías en distinto estado de desarrollo, desde larvas con branquias hasta individuos completamente desarrollados como los de las fotografías anteriores.

Extraído de Buckley et al. 2007

La facultad de parir individuos desarrollados o de poner huevos puede que esté relacionada con el acceso de las hembras a las masas de agua. Parece ser que aquellas poblaciones que habitan en zonas con escasez de charcas y masas de agua apropiadas tienden a ser vivíparas. De todas formas, aun queda mucho por estudiar sobre este tema y no se sabe si todos los individuos de la población son vivíparos, si son capaces de actuar sobre el desarrollo de las larvas según las condiciones ambientales o si las hembras vivíparas son las de mayor edad y las ovíparas las más jóvenes. Afortunadamente, la naturaleza nunca deja de sorprendernos y de admirarnos.

Uno de los estudios más sorprendentes que he leído sobre este tema en los últimos años ha sido el publicado por David Buckley y sus colaboradores en la revista "Evolution and Development", titulado "Heterochrony, cannibalism, and the evolution of viviparity in Salamandra salamandra". En este artículo estudia la evolución del viviparismo en varias poblaciones de salamandras, y uno de los descubrimientos que ha hecho es que las salamandras son caníbales intrauterínos, o sea, que literalmente se comén a sus hermanos dentro del útero de su madre.

En esta imagen, que he sacado de esa publicación se puede ver en la foto A a una larva comiendose un huevo no fertilizado, mientras que en la foto C se ve a una larva comiéndose a otra larva que ya está más desarrollada.

Aunque este hecho pueda parecer brutal desde un punto de vista "humano" parece que es una adaptación de las larvas para competir por el espacio dentro de su madre, y al mismo tiempo una forma de conseguir un alimento con alto contenido proteico, lo que les permitirá desarrollarse mucho más rápido.

Como podemos ver, no hace falta viajar a lugares lejanos y exóticos para asombrarnos con la naturaleza. En un parque urbano o en el patio trasero de nuestra casa suceden cosas increíbles, solo hay que fijarse un poco.

5 comentarios:

  1. Enhorabuena David. Muy buen documento gráfico! Xulio

    ResponderEliminar
  2. Increible,me he quedado pasmado.La verdad es que es un animal que me fascina,donde vivo encuentro bastantes,son preciosos.

    ResponderEliminar
  3. Aco..buenísimo.

    El párrafo final me recuerda cierta situación, en la que propuse a un grupo de naturalistas hacer un estudio localizado en el salón de actos de un pueblo.

    me miraron con desdén. Allá ellos.

    ;-)

    Y esto...

    "...las salamandras son caníbales intrauterínos..."

    Intentaré no comentárselo a nadie que intuya no alcance a comprenderlo.

    ResponderEliminar
  4. que bello...que interesante....Gracias por comprtir este trabajo tan fascinante¡

    ResponderEliminar

Todo el mundo es libre de expresar sus opiniones, pero os agradecería que no escribieseis comentarios anónimos, al menos para tener un nombre al que dirigirse al establecer una conversación. Si no teneis una dirección de correo que permita poner el nombre al inicio, podéis firmalos al final del texto.

No admitiré insultos, el que insulte, falte al respeto a los demás o pretenda hacer de este blog una tertulia de tele5, que sepa que sus comentarios serán eliminados.

Gracias