Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

viernes, 29 de mayo de 2009

El nacimiento de las gaviotas


La colonia de Gaviota patiamarilla (Larus michaellis) de Pantorgas se encuentra estos días en pleno periodo de eclosiones. Hace una semana aun no había nacido ningún pollo y de repente, con una sincronía casi matemática han empezado a aparecer pollos en todos los nidos.

Al contrario que ocurre con los cormoranes moñudos (Phalacrocorax aristotelis) que comparten la isla con ellas, entre los que hay diferencias en la fecha de puesta de incluso dos meses entre distintas parejas, todas las gaviotas suelen poner los huevos en un intervalo de una o dos semanas como mucho.


Solo hace falta ver a los pollos recien nacidos de las gaviotas para darse cuenta de la gran diferencia que existe entre las dos especies. Mientras que los pollos de cormorán nacen ciegos y desnudos, las pequeñas gaviotas están cubiertas de plumón y ya son capaces de andar y esconderse entre la vegetación a los pocos minutos de nacer.

Los pollos están cubiertos de un denso plumón con una coloración críptica que hace que pasen desapercibidos al quedarse inmóviles entre las plantas que rodean al nido. A pesar de la gran densidad de nidos y pollos que hay en la colonia, los adultos son capaces de reconocer a sus propios pollos entre todos los demás debido a que distinguen su voz característica desde el nacimiento.



Todos los hermanos de un mismo nido suelen nacer a la vez. Al igual que ocurre con otras aves nidífugas o seminidífugas, los pollos se comunican entre sí cuando aun están dentro del huevo y de esta forma pueden sincronizar el momento del nacimiento.

Muchas veces se ha acusado a las gaviotas de depredar sobre otras aves marinas, como por ejemplo los cormoranes. Aunque en algunas ocasiones algunos individuos particulares se pueden especializar en la depredación de huevos y pollos, normalmente estos casos ocurren debido a perturbaciones humanas y suelen ser anecdóticos. En esta colonia, cormoranes y gaviotas anidan a escasa distancia (a veces a menos de un metro entre nidos) entre ellos y nunca hemos observado un caso de depredación.

Quizás sea conveniente leer el artículo publicado por Daniel Oro acerca de este tema para darnos cuenta de lo absurdo de las campañas de descaste (el término fino para describir una matanza selectiva o no tan selectiva) de gaviotas que se están llevando a cabo actualmente. El artículo se puede bajar en pdf en la página del autor.

Lo peor de todo es que algunos de los asesores de estas campañas se amparán en criterios ecológicos y conservacionistas para justificar unas acciones que tienen exlusivamente un trasfondo social: a la gente le molestan las gaviotas porque cagan y hacen ruido.

Curiosamente la especie humana es una auténtica especialista en hacer ruido y en cubrir de porquería todo lo que encuentra a su paso. Paradojas de la vida.

5 comentarios:

  1. Así somos,je,je..patéticos.
    Muy instructivo lo que nos comentas y también esclarecedor.
    Desconocia algunas de las cosas que apuntas. Bueh! Cada día me doy cuenta de que sé menos!
    Gracias por todo David.
    Unsaludo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Mikel,
    gracias a ti por pasarte por aquí. Me alegro de que te guste el blog.
    un saludo

    ResponderEliminar
  3. Me encanta lo que escribes y como piensas.
    Entré aquí buscando información sobre gaviotas y encontré escritas muchas verdades, gracias, de verdad.

    Ya que estoy aquí, aprovecho para preguntarte si me puedes ayudar a entender todos los sonidos que emiten las gaviotas, ya que me imagino su significado pero no lo sé seguro.

    Muchas gracias por todo

    Un saludo

    Elena

    ResponderEliminar
  4. Hola buenas.la cuestión es que una gaviota pequeña se ha caído del tejado y esta coja y no se que hacer .llamo a algún sitio? Los padres como que la llaman pero el pequeño no puede volar.la he hecho un nido y la di pescado y la baje agua.hay q buscarse la vida?hay q llamar a algún sitio?todo esto n un patio interior

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Aitor, pues en el caso de las gaviotas urbanas es complicado, porque de hecho muchos ayuntamientos encargan a empresas que retiren huevos y pollos de gaviota, por lo que si las llamas o pasarán de ti o se la cargarán directamente.
      En principio si dejas al pollo en un sitio en el que los padres puedan acceder seguramente lo seguirán alimentando, aunque si tiene la pata rota lo va a tener difícil.
      un saludo

      Eliminar

Todo el mundo es libre de expresar sus opiniones, pero os agradecería que no escribieseis comentarios anónimos, al menos para tener un nombre al que dirigirse al establecer una conversación. Si no teneis una dirección de correo que permita poner el nombre al inicio, podéis firmalos al final del texto.

No admitiré insultos, el que insulte, falte al respeto a los demás o pretenda hacer de este blog una tertulia de tele5, que sepa que sus comentarios serán eliminados.

Gracias